2018-01-25

El Vaticano legitima la falsedad de las noticias "verdaderas"



Como venimos diciendo, en la economía de la información del futuro, las noticias van a tender a desempeñar el papel del dinero fiduciario de la economía actual. Es clave por lo tanto para las élites definir las nociones de "noticia falsa" y, por oposición, "noticia verdadera". Y hacerlo en el marco de una enorme campaña de propaganda e ingeniería social que legitime la censura de las "noticias falsas" y la aceptación acrítica y dogmática de las noticias verdaderas por parte de las grandes masas sociales.

El sistema está podrido hasta los tuétanos y la inversión simbólica satánica lo atraviesa todo. El Vaticano, como uno de los centros fundamentales de este poder-religión real satánico-luciferino apoya lógicamente toda esta campaña, como pone de manifiesto una reciente comunicación del papa jesuita. Nada es casualidad y toda esta manipulación de la realidad no podía venir sino de esta orden experta en la tergiversación y el retorcimiento de la moral, muy cercanas a las practicadas por fariseos y talmudistas.

https://actualidad.rt.com/actualidad/260874-papa-francisco-serpiente-fake-news

Una lectura atenta del mensaje del Papa confirma todo lo que venimos diciendo.

http://w2.vatican.va/content/francesco/es/messages/communications/documents/papa-francesco_20180124_messaggio-comunicazioni-sociali.html

La coherencia entre lo que defiende el Vaticano y lo que estamos viendo en los ámbitos estatales y el de las grandes corporaciones mediáticas es total. El Vaticano simplemente juega el papel de juez moral, pero en la práctica muchos pensamos que es el centro del poder global y globalizador.

Evidentemente, lo que les preocupa es el control de la información en el ámbito de internet: en las redes sociales, los medios alternativos, las teorías de la conspiración, etc. Utilizan todas las pontencialidades de estos nuevos medios, pero al mismo tiempo deben impedir que estas potencialidades sean utilizadas en su contra.  Nos venden la horizontalidad, la descentralización, el consenso, pero en realidad estas categorías son tapaderas del orden vertical, centralizado y autoritario de siempre.

Esta enorme campaña de propaganda sobre la noción de fake news persigue, precisamente, articular esta aparente contradicción, de manera que las masas sigan percibiendo internet como algo horizontal, descentralizado, libre, anónimo, consensual, en lugar de la última versión del mismo sistema de control de la información de siempre.

Uno de los elementos que nos interesa destacar de este mensaje del Papa es que asocia las "noticias falsas" con las crisis, en el sentido más amplio del término. Afirma que estas fake news pueden "producir daños". O que:
"ninguna desinformación es inocua; por el contrario, fiarse de lo que es falso produce consecuencias nefastas. Incluso una distorsión de la verdad aparentemente leve puede tener efectos peligrosos".
Y después, por oposición, la información verdadera sería aquella que fomenta la paz: "La paz es la verdadera noticia" es el título de uno de los apartados.

Y después añade que las noticias verdaderas son aquellas "que generan confianza y abren caminos de comunión y de paz". Sustitúyase el término religioso "comunión" por el secular "consenso" y se entenderá muy bien el doble juego que estos maestros de la hipocresía están utilizando en esta gigantesca operación psicológica para vendernos como progreso un nuevo sistema de totalitarismo más refinado.

¿Se entiende lo que significa todo esto? Significa vincular de una manera muy profunda la noción de verdad con la de estabilidad del sistema, y falsedad con su desestabilización. Y así, desconectarlas de la vinculación entre lo que se afirma y la realidad. En otras palabras, lo que están legitimando es un relativismo moral como base de una dictadura de lo políticamente correcto.

Todo lo que sostiene el sistema es "verdadero" y lo que lo cuestiona en profundidad es "falso". Por decreto divino. Y como el sistema está basado en el ocultamiento, en la doble moral, en la bandera falsa, en la criminalidad del poder-religión real en la sombra, de todo ello se sigue que lo que están denominando "noticias falsas" van a ser todas aquellas verdades que cuestionan el sistema, y lo que van a denominar, implícitamente, "noticias verdaderas" (porque evidentemente son muy finos para no caer en esta retórica), serán todas las mentiras que el sistema produce para perpetuarse.

Este relativismo moral, extendido a la noción de verdad, se pone de manifiesto en otros fragmentos del mensaje del Papa:
"En la visión cristiana, la verdad no es sólo una realidad conceptual que se refiere al juicio sobre las cosas, definiéndolas como verdaderas o falsas. La verdad no es solamente el sacar a la luz cosas oscuras, «desvelar la realidad», como lleva a pensar el antiguo término griego que la designa, aletheia (de a-lethès, «no escondido»). [...] En la Biblia tiene el significado de apoyo, solidez, confianza, como da a entender la raíz ‘aman, de la cual procede también el Amén litúrgico. La verdad es aquello sobre lo que uno se puede apoyar para no caer. [...] El hombre, por tanto, descubre y redescubre la verdad cuando la experimenta en sí mismo como fidelidad y fiabilidad de quien lo ama."
En otras palabras, la "noticia verdadera" no será aquella que se refiera a algo real que suceda en el mundo. La noticia "verdadera" será una ficción creada por el aparato de propaganda del sistema para generar con ello estabilidad, confianza, "fidelidad", "fiabilidad", consenso, etc. Estos términos recuerdan a la lógica hollycapitalista actual, en la que todas las mentiras del sistema son presentadas como verdades, para que, de esta manera, sostengan la confianza, la "fe", en la economía "fiduciaria" basada en la falsificación legal de dinero.

En otro punto dice:
"Para discernir la verdad es preciso distinguir lo que favorece la comunión y promueve el bien, y lo que, por el contrario, tiende a aislar, dividir y contraponer. [...] Por sus frutos podemos distinguir la verdad de los enunciados: si suscitan polémica, fomentan divisiones, infunden resignación; o si, por el contrario, llevan a la reflexión consciente y madura, al diálogo constructivo, a una laboriosidad provechosa."
Traducido a un lenguaje menos manipulador: Todo lo que se aparte de las grandes narrativas oficiales será tachado de "falso" y todo lo que se acerque a ello será considerado "verdadero". Con las grandes masas aborregadas y los algoritmos secretos, y muy centralizados, de las grandes corporaciones de internet actuando como árbitros.

En este escenario, todos los que defendemos posiciones críticas sobre el sistema y más cercanas a la verdadera verdad, esto es, a la realidad, seremos condenados a la marginalidad o a la criminalidad.

Todo esto confirma lo que venimos diciendo. La economía del futuro, la de blockchain y las criptodivisas, va a estar basada en el consenso, la confianza, la "comunión", la horizontalidad, la descentralización, pero todo esto solo aparentemente. En realidad van a seguir actuando las viejas fuerzas autoritarias, dogmáticas, represoras y centralizadas de siempre, solo que lo harán a través de mecanismos más sutiles, más sofisticados, manipulando a las grandes mayorías para que estas operen como represoras de las minorías díscolas, en el marco de una dictadura de lo políticamente correcto. Ya lo estamos viendo, y la situación se va a ir intensificando progresivamente.

Y todo esto confirma lo que nos parece clave para comprender cómo se va a imponer la nueva economía, esto es, la condena de bloques. Generando crisis artificiales en distintos momentos y ámbitos del sistema global, que desestructuren el modelo antiguo y reestructuren el nuevo. Todo ello con una vinculación muy profunda entre sistema antiguo, crisis y "noticia falsa", por un lado, y sistema nuevo, estabilidad y "noticia verdadera", por otro.

En otras palabras, el sistema blockchain y las criptodivisas se van a construir en base a esta estructura perversa e inversa, en la que la noción de "verdad" como relación con la realidad va a tender a desaparecer y sustituirse por una noción descafeinada de verdad como sinónimo de estabilidad, de orden establecido, de dictadura de lo políticamente correcto. Eso es el "consenso".

Otro de los elementos que merece la pena destacar del mensaje del Papa jesuita es su afirmación de que la primera "noticia falsa" fue la que le dio la Serpiente del Edén a Eva. Esto confirma también, a otro nivel, lo que venimos diciendo, que la palanca que mueve toda la economía es el intercambio sagrado de mercancía humana. Y confirma el papel central que la emisión de noticias y su designación como "verdaderas" o "falsas" va a desempeñar en la economía de la información. Sobre esto habrá que tratar próximamente.

Pedro Bustamante es autor de "En el nombre del Falo y del Ano y de la Matriz transhumana: El sacrificio de la maternidad y el nacimiento del infrahumano" (2017), "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).

4 comments:

  1. ¡Excelente Pedro! ¡Gracias!

    ReplyDelete
  2. Anonymous26/1/18 13:32

    ¡Y la gente se lo sigue creyendo! y encima pensarán que se han librado del yugo del dinero fiduciario y son más libres.... Fantástico artículo, muchas gracias!!!

    ReplyDelete
  3. Excelente el comentario. Es hora de despertar, hemos estado dormidos tanto tiempo y a merced de tanta mentira y explotación. Felicitaciones .

    ReplyDelete