2017-07-21

¿La exhumación de Dalí es otra profanación de Skull and Bones?



Algo huele a podrido en la exhumación de los restos de Salvador Dalí. Sospechamos que detrás de todo esto, está alguna sociedad secreta muy poderosa interesada en robar parte de los restos mortales del genial artista. Esto es, de hecho, lo que hizo la poderosísima orden Skulls and Bones con los restos de Jerónimo, Pancho Villa y Omar Torrijos.



Dalí fue un artista muy apreciado y cercano a los Illuminati. La prueba es la conocida fiesta que dieron los Rothschild en 1972, inspirada en el surrealismo, y a la que asistió el propio artista.



En la obra del catalán no faltaron las calaveras, como en su famosa "In Volutate Mors" (La voluptuosa muerte, 1951).





Que después fue utilizada en la película "El silencio de los corderos" sobre una mariposa "esfinge de la calavera o de la muerte" (Acherontia Atropos), que tiene un dibujo sobre la espalda que recuerda a una calavera humana. Pero en el lugar que ocupa esta mancha natural, similar a una calavera, colocaron la obra "In Volutate Mors".



El artista revisaba el tema en "Calavera y paisaje. Intervención de Salvador Dalí sobre la fotografía In Voluptate Mors" (1951), de nuevo con la colaboración del fotógrafo Philippe Halsman. Pero ahora, además de la calavera hecha de cuerpos femeninos, aparecía otra calavera y varios huesos, precisamente "huesos largos" como los que forman parte de la insignia pirata, el sello de Skull and Bones. Y que van a aparecer también en la exhumación de Dalí...



Pero el tema venía interesando a Dalí desde hace mucho, como pone de manifiesto su obra "Bailarina - calavera" (1939). Todo esto resuena profundamente con los intereses de las sociedades secretas y la masonería, que más allá de las buenas palabras, están interesadas sobre todo en vincular el sexo y la muerte, y hacer de ello un instrumento de poder y de control social.



También la obra "Study for Soldier Take Warning" (1942), utiliza el tema del erotismo y la muerte, evocando la "vagina dentada".



En su grabado "Máscara de muerte" (1975) vemos otra vez calaveras y huesos.

El caso es que la exhumación de Dalí está llena de elementos que nos llevan a sospechar que hay gente muy poderosa detrás. Tan poderosa que pueden permitirse el lujo de organizar todo esto por el simple privilegio de contar con algunos de sus restos mortales. Porque el símbolo gobierna el mundo y el cadáver de Dalí es tremendamente simbólico. Como representante, quizás, del último artista, que comprendió muy bien la degeneración que implicaba el arte abstracto. 



Y es que eso es justamente lo que, según diversos investigadores, ha hecho la orden Skulls and Bones con diversos personajes célebres.

A finales de mayo de 1918 varios miembros de la orden, entre ellos Prescott Bush, el padre y abuelo de los dos presidentes estadounidenses, profanaron la tumba del jefe apache Jerónimo. Da la causalidad de que entre esta profanación y la exhumación de los restos de Dalí hay 99 años. Y que Dalí murió en 1989 (999).

Lo mismo sucedió con la tumba de Omar Torrijos el 1 de mayo de 1990. Y se cree que Skulls and Bones compró también la cabeza de Pancho Villa en 1925 por 25.000 dolares (Gabriel Wüldenmar, "El príncipe de este mundo", p. 356).



Muchos detalles que rodean esta exhumación nos resultan muy sospechosos. Sabemos que el estado de derecho y la justicia son una farsa, que cuanto más cerca estamos de las cúpulas menos estado y menos justicia hay. Que una particular sea capaz de que se exhumen los restos de un personaje tan insigne y simbólico como Salvador Dalí nos parece inaudito. Teniendo en cuenta, además, que su sepultara ocupa un lugar protagonista en su museo en Figueras. Lo hacen, además, en plena temporada turística, como si quisieran armar más revuelo y provocar más molestias al funcionamiento del museo. Aunque también publicidad.

Como comenta Narcís Bardalet, el forense que embalsamó al artista hace 28 años, habría sido mucho más sencillo, como trámite previo, exhumar el cadáver del padre oficial de Pilar Abel, la mujer que ahora reclama la paternidad del artista:
"Como cuestión previa que se busque el ADN del que era reconocido como su padre y si se comprueba que no es su padre biológico entonces comprendería que se diera el siguiente paso”.
https://elpais.com/cultura/2017/06/28/actualidad/1498651561_707575.html

Lo mismo alega la Fundación Gala-Dalí, y añade que las pruebas se podrían haber hecho también a su hermano. Pero el juzgado no admitió estas posibilidades.

http://www.elmundo.es/cataluna/2017/07/19/596f367a468aeb38598b45d5.html

http://www.servimedia.es/Noticias/Detalle.aspx?n=710893&s=23

https://www.efe.com/efe/espana/gente/el-adn-de-la-supuesta-hija-dali-determinara-si-comparte-padre-con-su-hermano/10007-3321361

http://revistageneticamedica.com/blog/prueba-de-paternidad-salvador-dali/

Parece evidente que hay más posibilidades de que el padre oficial sea el padre verdadero, en lugar de Dalí. Y además, esto habría evitado, al menos mientras no era necesario, que el tema tuviese tanta repercusión mediática. Esto es otro indicio de que hay fuerzas muy poderosas actuando detrás de las bambalinas y que la exhumación del cadáver de Dalí forma parte del ritual público, que a su vez encubre los rituales privados en los que se harían, supuestamente, uso de sus restos mortales. El gran poder opera siempre así. No se esconde, se enmascara haciendo ruido con tapaderas. Que al mismo tiempo le sirven como estrategia de ostentación de su poder.

Otro elemento sospechoso es que los abogados que defienden a la Fundación Gala-Dalí en este caso son el despacho Roca Junyent, como en el caso Nóos que involucraba a la Infanta Cristina. Esto es, gente muy vinculada a las altas esferas...

https://www.salvador-dali.org/es/servicios/prensa/noticias/342/la-fundacion-dali-recorrera-la-decision-de-exhumacion





En los medios encontramos los típicos guiños utilizados por los iniciados para mandarse mensajes. Nos dicen que los bigotes de Dalí estaban intactos, y que marcaban las "10 y 10". Que los medios de estupidización de masas hagan de un detalle tan anecdótico titulares es otro indicio de que todo esto es un espectáculo organizado por gente muy poderosa. Lo curioso es que dicen exactamente lo mismo Narcís Bardalet, el embalsamador, y Lluís Peñuelas, el secretario general de la Fundación Gala-Salvador Dalí.

http://www.elconfidencial.com/cultura/2017-07-20/dali-autopsia-paternidad_1417861/

http://www.lavanguardia.com/cultura/20170721/424276137999/salvador-dali-pelo-unas-dos-huesos-largos-exhumacion.html

https://elpais.com/cultura/2017/07/21/actualidad/1500616779_353229.html



Y sin embargo, la posición de sus famosos bigotes, que nos dicen que están "intactos", como vemos en esta foto de su capilla ardiente, no coinciden con las "10 y 10". Si acaso, las 11 y 5. Esto parece parte del guión.



https://www.msn.com/es-es/noticias/otras/el-adn-de-dal%C3%AD-ser%C3%A1-extra%C3%ADdo-de-los-huesos-largos-de-las-u%C3%B1as-y-del-pelo/vp-AAovD9U



http://www.abc.es/cultura/abci-restos-dali-seran-exhumados-5513706148001-20170720022003_video.html

Más "11s": nos dicen que los trabajos durarán "11 horas".



 Y aún más 11s: lo lleva el juzgado n° 11 de Madrid.

http://www.servimedia.es/Noticias/Detalle.aspx?n=710893&s=23



Otro elemento que nos hace sospechar es que muchos medios están haciendo alusión a que se han extraído "dos huesos largos". Una alusión evidente a los dos huesos de la insignia pirata de Skulls and Bones.

http://www.libertaddigital.com/cultura/arte/2017-07-21/los-forenses-extrajeron-pelo-unas-y-dos-huesos-largos-en-la-exhumacion-de-salvador-dali-1276603223/





Otro detalle curioso es que el reloj que preside las famosas fotografías que se hacen los miembros de Skulls and Bones cada promoción marca siempre las 8.



Pues bien, otra coincidencia curiosa es que la exhumación de Dalí se producía también a las 20 horas (además, de un día 20), y hacían de algo tan anecdótico como esta hora, casi, la información principal. De nuevo, esto nos huele a altos iniciados mandándose mensajitos delante de las narices de todo el mundo.

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).