2018-01-17

Esquemas de la transferencia de valor en la criptoeconomía


He aquí un ejemplo de lo que vengo proponiendo: que la información va a ser el dinero de la criptoeconomía.


Este artículo habla de que los datos van a ser el "nuevo petróleo". Dice: "los algoritmos empresariales que horadan en el big data son ya una moneda de cambio habitual en cualquier entorno mínimamente digitalizado".


Esto es lo que es la tecnología blockchain: un mecanismo poderosísimo de intercambio de datos, de información, de bits. Y el transhumanismo consiste en un control cada vez mayor de todo desde la información. Control de las cosas ("Internet de las cosas"), y de las sociedades, hasta el límite de convertirnos en cosa.

La transición del capitalismo al hollycapitalismo y al criptocapitalismo está significando un punto de inflexión fundamental en la manera como se intercambia la riqueza. De alguna manera, hemos alcanzado una especie de punto culminante, de cumbre, en la gráfica, y ahora entramos en la fase final, en la que la pendiente de la curva se invierte y el sistema extrae toda nuestra vitalidad, como un vampiro, hasta aniquilarnos. Ya no hace falta crear más dinero ficticio. Ahora de lo que se trata es de succionarlos la vida, la verdadera riqueza. Convertir nuestra vida en información, y succionarlos la vida desde la información. Con la "información verdadera", pero que es pura ficción. Y todo ello en el marco de la crisis, esto es, en el de la programación mental mediante trauma.

En este sentido decimos que la información "verdadera" va a ser, en la criptoeconomía, como el dinero fiduciario en la economía hollycapitalista actual. Porque la riqueza se va a succionar de todo el sistema material, físico, real. Pero también de nuestra humanidad. ¿Se entiende la trascendencia de lo que estamos diciendo? Va a ser la transición más dramática que ha vivido al humanidad en milenios. Y la vamos a ver en las próximas décadas.

Proponemos un esquema topológico para comprender todo esto, y en particular, la transferencia de valor en la criptoeconomía.

Los fanáticos de la tecnología blockchain y las criptomonedas insisten en que va a ser un modelo horizontal, descentralizado, por oposición al modelo vertical, centralizado actual. Hoy todo el mundo está cayendo en una gran ceguera a la hora de analizar la tecnología blockchain.

Estamos de acuerdo en que la estructura de intercambio de información es horizontal, pero esto es solo la estructura de intercambio, y no todo lo que esta encubre. Esta estructura plana de intercambio va a ser la del intercambio muy similar a la de los intercambios de mercancías inmateriales de hoy.


Se puede modelizar pues, este plano de intercambio de información, literalmente, como un plano (visto de perfil).


Y además, sabemos que es un plano cerrado y descentralizado. Por lo tanto, podemos modelizarlo también como una esfera de intercambio de información. De hecho es una esfera de información que se solapa a la esfera aproximada del planeta tierra. Pues la clave de todo esto está en que es un sistema cerrado.


Pues bien, matizando un poco más, es necesario que esta esfera de intercambio cuente con mecanismos que introduzcan dinamismo, esto es valor económico. Y esta estructura de introducción de valor es, a grosso modo, cerrada. Porque el valor, simplificando, como la energía, no se crea ni se destruye, solo se transforma. De ahí que transformemos la esfera en un toroide con dos vórtices: uno que "crea" valor y otro que lo "destruye", aunque ya decimos que, en realidad, son parte de un mismo flujo cerrado.

En la práctica, tendremos numerosos vórtices creativos y destructivos, de lo que este esquema es una simplificación. Pero, de hecho, la tendencia del sistema va a ser que estos distintos vórtices van a confluir cada vez más en un solo vórtice creativo y otro destructivo. Esto ocurrirá una vez que se implante por completo el Nuevo Orden Mundial.

En otras palabras, la tecnología blockchain y divisas van a hacer posible una mayor centralización. Aún mayor que la que hacen posible las divisas fiduciarias. Esto es lo que pocos hoy están diciendo. La horizontalidad y la descentralización son una pura apariencia. Son solo la fachada que enmascara que va a ser el sistema más totalitario jamás inventado.

De hecho, esta estructura era ya similar en el régimen hollycapitalista, solo que el vórtice (simplificando, en realidad son vórtices) de creación de valor era el de creación de dinero fiduciario en los bancos centrales y el sistema de reserva fraccionaria.

Pues bien, la tesis que venimos proponiendo, es que, en la criptoeconomía, el papel del dinero fiduciario va a pasar a desempeñarlo la información, los datos, las noticias, los bits.

Pero el otro polo de la creación de valor es su destrucción. Y esta está particularmente ligada a las crisis de diverso tipo que desestructuran y reestructuran el sistema. El esquema nos muestra, además, que ambos vórtices están relacionados. O en otras palabras, que la información que más valor va a tener va a ser la información crítica, esto es, la información que provoca, controla, gestiona, escenifica, etc., las crisis.


Este esquema podemos representarlo también de esta manera, con el polo material abajo y el polo espiritual arriba. Lo que estamos intentando es poner en cuestión la idea de que la tecnología de bloques y las criptomonedas que van aparejadas, son un sistema horizontal, por oposición al sistema vertical actual.

El plano de intercambio de información se puede considerar horizontal. Pero este plano está de hecho tensado por la creación de valor de información y por la destrucción de valor que suponen las crisis. En otras palabras, es como si la horizontalidad del sistema enmascarara una estructura vertical, jerárquica, que la tensa hacia el espíritu y hacia la materia, hacia lo virtual y lo físico, hacia la ficción y la realidad.


De hecho, esto mismo se parece mucho al logo de Ethereum, que subraya todo menos la horizontalidad. La horizontalidad es el vacío, el espejismo. Lo determinante es esta estructura jerárquica, piramidal, con evidentes connotaciones masónicas. Y a su vez, todo ello, gnósticas.


Para terminar, podemos esquematizar los dos vórtices como si fuesen independientes, en la medida en que están vinculados por el plano de la información, esto es, por la cadena de bloques. En la práctica, esto es lo que vamos a encontrar en muchos casos, con los centros globales como creadores de información crítica que afecta cualquier punto del globo en que se produce la crisis.

Curiosamente, lo que nos sale en este esquema es algo parecido a una "ola", lo que parece resonar con el sistema Ripple ('ola'). La ola nos habla un poco de lo que estamos mostrando aquí, de cómo la horizontalidad es una mera apariencia. Que lo importante es la energía que mueve la ola, por abajo y por arriba. La horizontalidad, por lo tanto, no es tal. En realidad lo que tenemos es una superficie ondulada, en particular en aquellos puntos en que hay marejada...

Todo lo que venimos diciendo hay que interpretarlo en este sentido. Las próximas décadas van a estar definidas por la crisis, esto es, por la Tercera Guerra Mundial de cuarta y quinta generación, enmascarada tras distintos fenómenos de crisis. Todas estas crisis van a funcionar como diversos vórtices, en distintos lugares y en distintos momentos, de distinta escala e intensidad. El cometido de estas crisis será, no tanto destruir, como desestructurar el sistema actual y reestructurar el nuevo criptosistema. Las crisis serán desestablilizadoras y el plano de intercambio de la información sera el que las sostenga. Las crisis destruirán valor y la creación de información que alimenta el plano blockchain será la creación de valor.

En este sentido, decíamos, los sectores claves van a ser todos los implicados en la producción de crisis. Y estos muy vinculados al sector de producción de la información relacionada con estas crisis.

La "información verdadera" será toda aquella que contribuya a la estabilidad, esto es, que refuerce el plano de intercambio de información. Y jugarán un papel fundamental las "noticias verdaderas", en particular las críticas, esto es, las que afectan a las crisis.

Y lo mismo ocurrirá con la "información" y las "noticias falsas", que serán también todas aquellas vinculadas a las crisis, pero en el sentido contrario. Las que las desestabiliza. Todo ello en términos relativos, pues hay crisis provocadas por el sistema y otras que van en contra de su agenda.

Más información:




1 comment: