2017-04-17

Santa Cathy O'Brien (2): Dick Cheney a la caza de esclavas


Dick Cheney en una portada de la revista Texas Monthly de 2007 (detalle).

Continuación de http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/04/santa-cathy-obrien-1-las-llaves-del.html.

En Wyoming Cathy fue víctima de "El juego más peligroso", en el que la dejaban desnuda, en plena naturaleza, y Dick Cheney se dedicaba a perseguirla, violarla y torturarla:
"Parece que Dick Cheney era adicto a la «emoción de este deporte». Parecía obsesionado por jugar a «El juego más peligroso» para traumatizar a víctimas de control mental, así como para satisfacer sus propios vicios sexuales perversos. Me explicaron el juego al llegar a una cabaña de caza, cerca de Greybull, Wyoming, lo que me devastó física y psicológicamente. Ya estaba suficientemente traumatizada por la programación de Cheney, desnuda, en la oficina de su cabaña de caza, después de ser perseguida y capturada. Cheney hablaba mientras se paseaba a mi alrededor:
—Podría rellenarte y montarte como a un jackalope, y llamarte querida con dos patas. O podría rellenarte con esto (se desabrochó los pantalones y me enseñó su pene de gran tamaño), directo al fondo de tu garganta, y luego montarte. ¿Qué prefieres?
La sangre y el sudor que corrían por mi cuerpo se mezclaban con la suciedad y caían resbalando como lodo por las piernas y los hombros. Palpitaba de cansancio y de dolor, al mismo tiempo que era incapaz de pensar en responder a su pregunta."


El Mago de Oz ofrece un título universitario al Espantapájaros, en la película "El Mago de Oz" (1939).
"—Decídete —presionaba Cheney. Incapaz de hablar, me quedé callada.— Parece que no consigues decidirte. Así que lo haré yo por ti. Para eso estás aquí. Para que te cree una mente, y hacerte mía/mente ['mine'/'mind']. Hace mucho que perdiste tu mente. Yo te daré una. De la misma manera que el Mago (de Oz) le dio un cerebro al Espantapájaros, el Camino de Baldosas Amarillas te ha traído hasta aquí y hasta mí. Has recorrido un camino muy muy largo para conseguir un cerebro, y yo te daré uno."

Dick Cheney en una imagen reciente.
"La cara de Cheney se puso roja de rabia. Al instante estaba encima de mi, me lanzó y mi espalda impactó contra la pared, agarrándome del pecho con un brazo y apretándome la garganta con la otra mano, al mismo tiempo que presionaba mi arteria carótida con el pulgar. Con los ojos saltones, escupió, gruñendo:
—En el momento en que dejes de serme útil, te mataré. Podría matarte, matar-te, con mis propias manos. No eres la primera, ni serás la última. Te mataré en el momento en que me dé la maldita gana.
Me tiró sobre una cama plegable que había detrás. Y ahí descargó sexualmente toda su rabia sobre mí" (#4).

Postal de la Union Station de Nashville, Tennessee.

En Nashville O'Brien conoció a Wayne Cox y a Jack Greene, miembros de la banda de country Desperado y vinculados a los Senadores J. Bennett Johnston, Robert C. Byrd y a operaciones de tráfico de drogas, armas, pornografía y lavado de dinero de la CIA.

Con algunos de ellos participaron en un ritual satánico en la Union Station, una estación de tren abandonada en Nashville:
"El cultivo de la superstición, que el Senador Byrd había intentado inculcarme a través de mi educación católica, debería haber maximizado el impacto del ritual ocultista al que fui sometida en la torre de piedra y pizarra, de la estación de tren, de finales del siglo XIX. Pero el dolor y el horror fueron suficientemente efectivos por sí mismos —incluso sin ser supersticiosa— para producir el resultado deseado, que era hacer añicos mi mente. Cox nos llevó a mi amiga y a mí a hacer el «tour de la linterna» a través de los escombros de la Union Station, en el que encontramos a un mendigo durmiendo en el suelo. Cox me ordenó «darle el beso del adiós al indigente del ferrocarril» y luego le disparó entre los ojos, cuando yo estaba todavía solo a unos centímetros de él. Después, utilizó un machete para cortarle al hombre las manos, que metió en una bolsa de plástico con cierre hermético."

Escaleras de la torre de la Union Station de Nashville.
"Después nos hizo subir a la torre de la estación por unas desvencijadas escaleras. Allí, Jack Greene, los miembros de su banda, y otros, vestidos con túnicas negras, se reunieron alrededor de un altar de cuero negro, en una habitación iluminada con velas y tapizada con terciopelo rojo. En completo estado de shock, me colocaron en el altar y fui sometida a violación y tortura, mientras los participantes se entregaban a un ritual de sexo, sangre y canibalismo" (#4).

Wayne Cox, el primer marido de Cathy O'Brien, con su hija común Kelly, en 1988.

Al día siguiente Cathy se despertó en el sofá de Wayne Cox, creyendo que había sufrido una pesadilla y sangrando por la vagina:
"Tenía una nueva «obsesión» en la cabeza. En el ritual había sido programada para mudarme a Nashville y casarme con Cox, según las órdenes del Senador Byrd" (#4).
El padre de Cathy la había vendido al Senador Byrd a cambio de importantes contratos militares. Este se convirtió así en su propietario, mientras que Wayne Cox compartía ahora con el Senador las funciones de controlador (#4 y 5).


Mano de gloria.

Wayne procedía de una familia en la que se practicaba la brujería, y él y su madre continuaron con la traumatización de O'Brien siguiendo esta tradición, en un lugar apartado, cerca de Chatham, Lousiana:
"Durante los tres años que estuve con Cox, me embarazó y me hizo abortar ritualmente seis veces, consumió algunos de estos fetos propios, y conservó otros en frascos de cerámica para venderlos en el negocio oculto de partes de cuerpos que mantenía a nivel interestatal. El modus operandi de Cox para el asesinato siempre incluía cortar las manos de las víctimas con un machete. Eran las «Manos de Gloria», que secaba al horno en el taller de cerámica que tenía en la casa, y eran después distribuidas y vendidas a través de la red ocultista de tráfico ilegal" (#5).
Pero al mismo tiempo que Wayne Cox y su madre la traumatizaban y programaban con brujería tradicional, O'Brein seguía siendo programada de manera sistemática, científica y tecnológica en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Titusville, Florida.


Atribuido a Caravaggio, "El sacrificio de Isaac", 1598.

En Cox volvemos a encontrar, solapados, el satanismo y el cristianismo, lo que de hecho es una versión mucho más profunda y mucho más real —sin que esto signifique defenderla— del cristianismo de masas creado y controlado por paganos desde un principio y hasta el día de hoy:
"[Cox l]levaba con él a todas partes, 'religiosamente', una Biblia. También a los rituales ocultos, en los que recitaba pasajes bíblicos, como si fuera un teólogo. Justificaba «comer el cuerpo y beber la sangre», «ser lavado en la sangre», e incluso «matar a niños», a partir del episodio en el que Dios probaba a Abraham, ordenándole matar a su hijo Isaac con un cuchillo en un altar" (#5).

El Senador J. Bennett Johnston en 1990.

Pero por encima de Wayne Cox y su madre, en lo que al control y utilización de O'Brien se refiere, estaba el Senador J. Bennett Johnston. Este utilizaba a Wayne Cox para el tráfico de armas, drogas y otras operaciones ilegales.

Y como la mayoría de estos criminales encubiertos, conocían y utilizaban las técnicas de control mental. Así, Johnston utilizaba temas de programación como Peter Pan, para controlarlos, jugando con dobles y triples sentidos:
"Mientras funcione el teletipo/marcador, el cocodrilo [crocodile/crock-a-dial] que has estado alimentando durante años, te seguirá de cerca. (Peter) Pan sabía cómo ir un paso por delante en el juego, para evitar el inevitable proceso de convertirse el mismo en cebo del caimán, echándole una mano de vez en cuando".

Cartel de "Peter Pan" (1953).
"Cox desmembraba a las víctimas que asesinaba y distribuía las «Manos de Gloria» a otros compinches satanistas y a mercenarios traumatizados y programados mediente ocultismo y el tema de Peter Pan. Y al mismo tiempo le daba de comer trozos de cuerpo «sobrantes» a un cocodrilo que vivía en un pantano detrás de su casa. Esto pone de manifiesto cómo Cox respondía de manera retorcida y asesina a la programación traumática de Johnston, basada en el tema de Peter Pan..." (#5).

Bill Clinton y Bennett Johnston en 1996.

Como decíamos, Cathy O'Brien y su marido Wayne Cox trabajaban a las órdenes del Senador Johnston en operaciones de tráfico de drogas. Y en ellas estaba también implicado el entonces Gobernador de Arkansas Bill Clinton, conectadas a su vez con la Base Tinker de la Fuerza Aérea (#5).

En una operación de entrega de cocaína que realizaron en 1979 en el Bosque Nacional Ouachita O'Brien coincidió con Clinton, que según ella utilizaba signos de manos y códigos de programación para acceder a sus mensajes ocultos.


El Senador Johnston en 1989.

Johnston también programaba a O'Brien utilizando temas de extraterrestres, viajes en el tiempo y portales interdimensionales, pero también temas clásicos como el de las "llaves" y el de los "elegidos":
"Me gané las llaves del universo aquel profético día [del Experimento Filadelfia], y aún las llevo conmigo ahora, compartiendo solo una Llave o dos a la vez con aquellos que son Elegidos. Tú eres una Elegida..., por lo que tendrás que aprender los entresijos de los viajes interplanetarios. Tu misión es trans-dimensional. Puedes abarcar infinitas dimensiones, aprendiendo de mí. Te lo digo yo, vas a viajar..., chica. Y te enseñaré cómo hacerlo cabalgando sobre la luz" (#5).

El Senador Johnston en 1989.

O'Brien nos cuenta otra experiencia con el Senador Johnston, en la que ambos volaban en un avión camino de la Base Tinker de la Fuerza Aérea en Oklahoma, en la que este vinculaba la programación mental interdimensional previa y el abuso sexual:
"En pleno vuelo Johnston accedió a mis personalidades sexuales programadas para satisfacer su perversa agresividad. Su consumo de cocaína acentuaba aún más su comportamiento hiperactivo en el momento en que me colgaba de la cola del pequeño avión y tenía sexo conmigo. En un momento dado el piloto grito desde la cabina: —¡Hey, estáis creando turbulencias! ¡Basta ya! ¿Ok?" (#5).

Base de la Fuerza Aérea Tinker, Oklahoma.

Al llegar a la Base Tinker O'Brien fue sometida a programación en una "jaula Tinker Bell" ('Campanilla'):
"[... la enfermera] me estaba preparando para la "jaula Tinker Bell", una jaula de metal electrificado, con el fondo de rejilla, también electrificado. Una vez encerrada en ella, la jaula era suspendida y sometida a voltaje eléctrico, para compartimentalizar el tema de programación de control mental basado en Peter Pan al que era sometida. Como la Campanilla [Tinker Bell] de Peter Pan, aprendí a «cabalgar sobre la luz» como si fuese una forma de viajar" (#5).

Cartel de la película "Campanilla" (2008).

En 1980 nació Kelly, hija de O'Brien y de Wayne Cox. Pero al parecer este no estaba en condiciones de controlarlas. Por lo que fue relevado en el puesto de marido-controlador por Alex Houston, un ventrílocuo e hipnotizador que actuaba en el ámbito de la música country, y agente de la CIA para operaciones de tráfico ilegal.


Alex Houston en un cartel promocional de uno de sus espectáculos como ventrílocuo.

O'Brien y Houston se mudaron a una caravana destartalada en Goodlettsville, en las inmediaciones de Nashville, Tennessee, al lado de la granja de Jack Greene, el compañero satanista de su primer marido Cox. Allí era sometida a más rituales ocultistas, en los que la dejaron embarazada repetidas veces y después le produjeron abortos, como es típico de los satanistas (#6).

Según O'Brien, Houston tenía un conocimiento menos supersticioso y más científico y sistemático de la programación mental que Cox. Había aprendido control mental en giras de la USO (United Service Organizations), junto a Bob Hope, del que ya hemos hablado en abundancia como uno de los controladores de Brice Taylor.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/03/santa-brice-taylor-3-felaciones.html


El Senador Robert C. Byrd junto a Barbara Mandrell, integrante de The Mandrell Sisters.

O'Brien nos habla de otras esclavas de control mental, como las hermanas Mandrell, que formaban el grupo de música The Mandrell Sisters, que también habían sido abusadas por su padre desde niñas, y que también eran propiedad del Senador Robert C. Byrd.

Lo interesante de todo esto es que la programación de control mental, la música y las giras musicales, y el tráfico ilegal de drogas, armas, órganos, etc., se solapan, todo ello en el marco de operaciones encubiertas de la CIA y el control de figuras clave de la política. Así, O'Brien nos muestra que las giras de Alex Houston se hacían al mismo tiempo que operaciones de tráfico de drogas y lavado de dinero, con la complicidad del Senador Byrd (#6).

De manera que las primeras funcionaban como tapadera de las segundas. Las giras musicales servían para encubrir las operaciones ilegales, pero también para establecer contactos, abrir puertas, etc.. Los distintos participantes en estas operaciones ilegales tenían, mediente estas giras, festivales, eventos públicos, etc., una coartada y una tapadera para acudir a un determinado lugar y reunirse con el resto, y para desarrollar de esta manera las operaciones encubiertas detrás de las bambalinas, literalmente, de los eventos públicos.

La programación de control mental encaja a la perfección en todo esta mecánica de enmascaramiento, porque se basa precisamente en la creación de álters disociados, ocultos, programados especificamente para el sexo pervertido, la tortura, las misiones secretas, etc., así como álters frontales, políticamente correctos, que enmascaran a los primeros.


El Teniente Coronel Michael Aquino.

A principios de 1980 aparece en la vida de Cathy O'Brien otro personaje importante en la programación mental y el satanismo, como es el Teniente Coronel Michael Aquino, que la programaba a ella y a su hija Kelly en distintas instalaciones militares, como el Fort Campbell (Kentucky/Tennessee), el Fort McClellan (Anniston, Alabama), el Redstone Arsenal (Hunstsville, Alabama) y el Marshall Space Flight Center (Hunstsville, Alabama).

Aquino es también el fundador del Templo de Set, una escisión de la Iglesia de Satán de Anton LaVey. O'Brien nos dice que la programación mental militar era altamente avanzada y eficaz, pero que aún lo era más la de la NASA.

Como parte de los rituales ocultos, Houston practicó en la vagina de O'Brien unos cortes que representaban una cara de bruja, pero que también se podían interpretar como un Bafomet o un monje jesuita. Este relieve había sido hecho a petición del Senador Byrd, con el objetivo de que pudiese ser mostrada en rituales satánicos y en pornografía (#6).

Con O'Brien volvemos a ver un tema central entre los satanistas, como es el doble juego con el matrimonio y su simbología. Para guardar las apariencias, la obligaron a casarse con Houston, pero este matrimonio estaba a su vez vinculado a otro matrimonio no escrito con su propietario, el Senador Byrd, con el que seguía siendo prostituida. Byrd bromeaba sobre el tema diciendo:
"—Es un pacto entre nosotros dos —dijo Byrd.— Es a mí a quien honrarás y obecederás hasta que la muerte nos separe.
Despues Byrd me dio instrucciones para recoger el vestido de novia en una tienda cercana en Washigton D.C. A lo largo de los años, Houston a menudo bromeaba sobre el significado de mi vestido de boda de Washington, que fue utilizado en grabaciones pornográficas y en un vídeo comercial, para «conmemorar nuestra noche de bodas»" (#6).
Más adelante en el libro O'Brien nos dice que es habitual entre las esclavas Monarch que participen en una suerte de doble matrimonio: uno, a nivel formal, con el controlador, y a otro, a nivel mercantil, con el propietario. Nos dice que este es también el caso de otra esclava, de la que no puede decir su nombre por razones de seguridad, que es propiedad del Senador Arlen Specter. En la boda de esta otra esclava con Specter volvían a utilizar temas católicos y, al mismo tiempo, rosicrucianos-satanistas, en concreto un crucifijo de vidrio tallado con una rosa (#7).




Crucifijo de vidrio con una protuberancia fálica, en el vídeo "Like a Prayer" (1989) de Madonna.

Después nos proporciona otra referencia similar, de otra esclava Monarch casada al mismo tiempo con el propietario y con el controlador y también esclavo Monarch Kris Kristofferson. En este caso la boda formal también estaba acompañada de una grabación pornográfica de Larry Flynt, en la que volvían a utilizar un crucifijo de vidrio (#7).

Este tema del crucifijo de vidrio, aparece también en el vídeo "Like a Prayer" de Madonna, bañado en una luz rosada.

Como nos contaba Brice Taylor, una de las claves de la programación consiste en acceder a álters disociados a través de experiencias traumáticas, pero sustituir los disparadores originales por otros, de manera que estos álters compartimentalizados puedan ser utilizados para cualquier tipo de misión que necesite ser secreta:
"Ver el pene de mi padre «disparaba» una respuesta específica, supuestamente la apertura de las vías neuronales de mi cerebro para permitir que la parte de mi mente que había tratado con estas acciones en su momento lo hiciese ahora otra vez. Con esta programación «spin», el gatillo de ver el pene de mi padre es sustituido por una combinación de determinadas órdenes verbales y un número específico de giros físicos, de manera que cualquier persona con la «combinación» pueda acceder a esta parte en concreto de mi cerebro" (#6).
Según O'Brien, el Senador Byrd era miembro del Ku Klus Klan, y esto se puso de manifiesto en una ocasión en la que fue prostituida con un agente negro de la CIA. Entonces Byrd, para castigarla, la azotó con un látigo, como había hecho muchas otras veces, y violó a su hija Kelly. Todo ello en presencia de Michael Aquino, que tenía la intención de unirse a la orgía. Byrd y Aquino abusaban a menudo de Kelly juntos, como parte de su programación (#6).

También programaban a Cathy en el Jesuit College de West Virginia. Este detalle es importante porque O'Brien insiste en que, hasta donde ella pudo conocer, había una alianza muy estrecha entre las élites estadounidenses y las vaticanas, en lo que a la implementación del Nuevo Orden Mundial se refiere. Y en el ámbito de su aplicación, esta alianza operaba también en los programas de control mental mediante trauma, en los que los jesuitas, nos dice O'Brien, son expertos.

Todo la mecánica de utilización de dobles juegos con los símbolos y el lenguaje es algo que, evidentemente, viene de muy lejos. Y en cuanto a la manera en que toda esta mecánica satánica se enmascara en el catolicismo, según nos cuenta O'Brien, los jesuitas son maestros.

Nos dice que uno de los temas de programación que más utilizaban con ellas era "El Mago de Oz". Que el perrito que Dorothy perdía y trataba de recuperar es un tema que utilizan en la realidad con las esclavas del Programa Monarca, bien con mascotas animales o con sus propios hijos. La dialéctica realidad-sueño que preside esta película la utilizan también para programar la conmutación de álters (#6).

A Cathy también la formaron como prostituta de lujo, junto a otras muchas esclavas, en lo que denomina la "Charm School" (Escuela de encanto), en Youngstown, Ohio. Para programarlas, confundían intencionadamente la realidad con temas sacados de "My Fair Lady" (1964).

La escuela estaba patrocinada por la familia de banqueros Mellon, y según O'Brien, estaban al corriente de su existencia el entonces Gobernador de Pensilvania y después Fiscal General, Dick Thornburgh y el entonces Sheriff de Youngstown Jim Traficant. Ambos disfrutaban de los servicios sexuales de la alumnas esclavas, para comprobar sus progresos en la formación (#7).

En la Charm School las enseñaban cómo andar, hablar, comportase, sentarse, y todas las formas imaginables de perversión sexual que podían verse obligadas a practicar. Todo ello en el marco de la programación basada en el trauma, esto es, privaciones de sueño, alimentación y agua, consumo de drogas, abuso sexual, tortura, electrocución, etc.


Antiguo potro de tormento.
"La Charm School está ubicada en una histórica residencia de piedra de los antiguos trabajadores del ferrocarril, y el sótano era en realidad una bodega mazmorra. Era oscuro, húmedo y enmohecido, y estaba decorado a la manera clásica de las cámaras de torturas. Tenía cadenas para el cuelgue, un potro de estiramiento, látigos, y altares, incluyendo uno especialmente diseñado para el bestialismo sexual. Cuando me colgaban de las muñecas podía oír y oler a los animales en las celdas cercanas, como una cabra nubia negra llamada Satanás, un pequeño burro llamado Nester, a veces un pequeño pony blanco al que llamaban Trigger ['disparador'], y varios perros, gatos, serpientes, entre otros. Todos los animales de la Charm School habían sido entrenados para responder sexualmente al olor de la orina."

Dick Thornburgh jura el cargo de Fiscal General, frente al Presidente Ronald Reagan y el Vicepresidente George H. W. Bush, en 1988.
"Cuando alguien, como Dick Thornburgh, que gozaba particularmente con este tipo de desviaciones, entraba en mi celda y orinaba sobre mí, sabía que no tardaría en ser liberada de las cadenas y llevada al altar para animales, para recibir lecciones de bestialismo, pornografía, o complacer a algún espectador perverso. En numerosas ocasiones me colgaron de los tobillos, me estiraron en el potro, y fui quemada y torturada. Me encadenaban de pies y manos a una pared ['wall'] para lo que denominaban sexo «off-the-wall» ['de la pared/bizarro']. Me enseñaron a guardar «silencio» a la manera de Oz, pues gritar no servía para nada, a no ser que lo desearan para la pornografía. Esto lo llevaron a cabo con un collar canino electrónico, de los que se utilizan para entrenar a los perros para que no ladren."

James 'Jim' Traficant en 2002.
"Fui filmada pornográficamente muchas veces, y siempre me subían a las «cámaras de los maestros», donde me prostituían con ellos, entre ellos el verdadero «gobernador» de la Charm School, el entonces Gobernador de Pensilvania, Dick Thornburgh, el Congresista Jim Traficant, el Teniente Coronel Michael Aquino, y otros" (#7).

Trilogía "Matrix" (1999-2003).

Como parte de la programación llevaron a O'Brien a la Base Offutt de la Fuerza Aérea, en Nebraska, donde le inculcaron la idea "puedes correr pero no puedes esconderte":
"Me llevaron a una habitación redonda, subterránea, denominada 'secreta', con las paredes cubiertas de numerosas pantallas que mostraban fotografías de satélite de todo el mundo. Estos satélites eran llamados «El Ojo en el Cielo». Un oficial de la Fuerza Aérea me explicó que todos mis movimientos «podían ser monitorizados vía satélite»" (#7).
Otro detalle interesante que nos cuenta es que la amenazaban diciéndole que le podía pasar lo mismo que a Marilyn Monroe, con la que ella se podía identificar muy bien, en la medida en que ambas eran esclavas Monarca (#7). Este tema es importante y ofrece luz sobre la referencia habitual que encontramos en videoclips, temas, estilos, etc., de diversas estrellas, a figuras como Marilyn o Lady Di. Incluso a los rituales sacrificiales concretos.


"Los juegos del hambre" (2012).

En el Anfiteatro Swiss Villa, en Lampe, Missouri, la CIA escondía un Centro de Trauma Cercano a la Muerte. Allí se practicaba también "El juego más peligroso", en el que agentes de la CIA, políticos y otros se divertían y entrenaban cazando esclavos:
"El «Juego más peligroso» se jugaba a menudo en Swiss Villa, en el que participaban agentes de la CIA, políticos y otras personas, que acudían al complejo solo por el deporte de cazar humanos. A Kelly y a mí nos persiguieron en Swiss Villa. Las torturas y violaciones que sufríamos después de ser capturadas eran muy duras, y traumatizaban suficientemente nuestras mentes para la subsiguiente programación, así como para producir la compartimentalización de la memoria de las operaciones de alto nivel que presenciamos detrás de las vallas patrulladas de la Villa. Fue en Swiss Villa donde me dijeron que el «Juego más peligroso» debe su nombre a un esclavo que trató de escapar y revelar lo que sabía" (#7).

Diversas revistas de mujeres en Google Imágenes.
"Yo ya no tenía mente propia. Carecía totalmente de libre albedrío y era en este momento totalmente robótica. Lo mismo sucedía con Kelly. [...]
Comía «como un pájaro [bird]» siguiendo las órdenes de Byrd: 300 calorías al día sin azúcar ni cafeína. Mi metabolismo se ralentizó. Me entrenaron para calcular calorías como si fuese una máquina, así que comia más que como un «pájaro», como un conejo. Tenía que contar cada caloría, desde lo que probaba de la comida que cocinaba para Houston hasta su semen. Houston se aseguró de que ni Kelly ni yo nunca tuviéramos más de dos horas consecutivas de sueño profundo por la noche. Lo consiguió a base de «despertadores» mentales automáticos, que nos despertaban en intervalos de dos horas; Kelly con asma y yo con pánico. Estas tácticas contribuyeron a que, tanto Kelly como yo, fuesemos totalmente incapaces de resistir el control mental" (#8).
Según O'Brien, las operaciones de drogas de la CIA, utilizadas para financiar «presupuestos negros», formaban parte integrante de la industria del entretenimiento, en particular en el ámbito de Nashville y la música country. Los artistas solo podían triunfar si participaban en estas operaciones, o, como ocurría en la mayoría de los casos, eran esclavos de control mental.


El álbum "Meet Me in Margaritaville: The Ultimate Collection" (2003) de Jimmy Buffett.

Un ejemplo de ello era Jimmy Buffett, que según O'Brien dedicaba más tiempo a sus actividades encubiertas como agente de la CIA que a su actividad como músico. Con él participó en operaciones de drogas (#8).

Cathy también formaba parte de operaciones ilegales de la CIA, en las que traficaban con drogas u otras mercancías ilegales, con diversos países de Latinoamérica, a bordo de los cruceros de la Norwegian Caribbean Line. A menudo con la tapadera de giras artísticas. También participaba en la transmisión de mensajes secretos entre distintos políticos, mafiosos, artistas, etc. Según O'Brien, la única "guerra contra la droga" que presenció fue la que la CIA libraba contra sus competidores, para monopolizar el mercado.

Otro de los implicados en operaciones encubiertas de drogas y control mental, que la utilizó sexualmente en alguna ocasión, fue el Congresista Gary Ackerman (#8).

Continúa en http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/04/santa-cathy-obrien-3-pornografia-por.html.

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).