2017-04-05

El Show del Dr. Phil: más pedocriminalidad sensacionalista para encubrir la estructural



Las censura de las dictaduras clásicas es completamente distinta de la hollycapitalista. No se pueden poner puertas al campo de internet, así que en lugar de censurar completamente la información crítica con el sistema, lo que se hace es generar densas cortinas de humo que impidan que la masa acceda a ella.

Esto es lo que estamos viendo y vamos a seguir viendo a raudales con el tema de la pedocriminalidad. Porque es un tema clave en la agenda transhumanista. Porque es un tema clave en la estructura psicopatocrática del poder-religión real en la sombra. Porque es un tema clave para la demolición controlada de los Estados-nación y la familia tradicional.

El pasado 21 de marzo, en el equinoccio de primavera, se emitió un episodio sobre redes pedocriminales en un programa televisivo muy popular, el Dr. Phil Show, presentado por el psicólogo clínico Phil McGraw desde hace una quincena de temporadas.

https://es.wikipedia.org/wiki/El_show_del_Dr._Phil



En el programa entrevistaron a una mujer identificada como "Kendall", que denuncia haber sido esclava sexual desde niña y haber sigo explotada sexualmente en el marco de una red pedocriminal, al más alto nivel, con conocidas figuras de la alta política, la empresa, el deporte, etc. Por supuesto, no dijeron ni un nombre propio.

Cuenta que sus padres la tuvieron expresamente para ser vendida a una de estas redes, que tenía un propietario que la ofrecía a clientes, que era obligada a violar y matar a otros niños, etc. Afirma que era violada desde antes de que supiese hablar, y que esto se convirtió en algo normal a partir de los 2 años.

http://humansarefree.com/2017/03/airing-for-15-years-dutch-media-cancels.html

Kendall volaba alrededor del mundo en jets y era llevada a grandes mansiones, fincas, islas, etc., donde abusaban de ella y de otros niños, los perseguían, etc.

Le decían que había nacido para ello, que ese era su destino, por designación divina. Nos dice que sus 3 hijos son también esclavos sexuales.

https://www.thenewamerican.com/usnews/crime/item/25713-dr-phil-interview-exposes-global-elite-pedophiles



En la entrevista en el programa del Dr. Phil la vemos atemorizada y muy confundida. No tiene claro si lo que está haciendo está bien o mal, muestra una gran confusión entre lo que es verdad y lo que no es verdad, si lo que dice será tomado como verdadero o como falso por otros, etc.

El Dr. Phil le pregunta qué aconseja a otras personas que estén en la misma situación de esclavitud, y ella contesta que salir de ello es muy difícil y no les recomienda que lo intenten.

https://www.youtube.com/watch?v=e7k7acieUkQ

http://www.drphil.com/videos/woman-claims-parents-sold-her-to-an-international-sex-trafficking-organization-at-birth/

https://www.youtube.com/user/DrPhilShow/videos

Todo lo que Kendall cuenta encaja a la perfección en el abuso ritual satánico y los programas de control mental mediante trauma, en particular el Monarch. Todos los detalles que da son los mismos de los que nos han hablado Brice Taylor, Cathy O'Brien, Cisco Wheeler, Fritz Springmeier, y otros muchos esclavos que han conseguido salir y se han atrevido a contarlo.

También el miedo y la confusión que muestra son los de una esclava de control mental que está desprogramándose y está accediendo a parte de su mente disociada. Se trata sin duda de una esclava Monarch real.

Pero entonces, ¿por qué querría el sistema hablar de ella en un programa televisivo muy popular, en un medio de masas, con difusión internacional? Solo en Youtube el programa cuenta con 1 millón se suscritos.

La respuesta es lo que decíamos al principio. Porque estamos ante una campaña de desinformación organizada por el propio sistema para que se hable del tema pero solo hasta ciertas líneas rojas que han sido previamente establecidas. Porque de lo que se trata es de hablar de la pedocriminalidad de manera sensacionalista y amarillista, sin profundizar en su estructuralidad.



La clave para comprender cómo funciona esta operación de desinformación está en otra invitada al programa, Michelle Stevens, una doctora en psicología y terapeuta especializada en "ayudar" a este tipo de víctimas de abuso infantil. Nos dicen que ella misma lo sufrió desde los 8 años y hasta los 14, pero consiguió superarlo. Cosa de la que dudamos.

En el programa Stevens presenta un libro de memorias sobre el tema: "Scared Selfless. My Journey from Abuse and Madness to Surviving and Thriving" (Altruismo temeroso: mi travesía desde el abuso y la locura a la supervivencia y la prosperidad, Nueva York, Penguin Random House, 2017).

https://www.youtube.com/watch?v=2Y4wEl7R1-o



Si echamos una mirada al libro, como es de esperar, solo encontramos una visión superficial sobre el tema. Una edición electrónica y un buscador nos confirman lo que ya suponíamos:

0 menciones a "trauma based mind control" o "mind control" (control mental basado en el trauma);
0 menciones a "MK Ultra";
0 menciones a "Monarch" (Monarca);
0 menciones a "programmer" (programador);
0 menciones a "handler" (controlador);
0 menciones a "CIA";
0 menciones a "military base" o "underground base" (base militar o subterránea);
0 menciones a "Illuminati";
0 menciones a "bloodline";
0 menciones a "SRA" o "satanic ritual abuse" (abuso ritual satánico), la única referencia al satanismo es para tacharla de sensacionalismo.

El libro sí que habla, y extensamente, de "desorden de identidad disociativo" o "desorden de personalidad múltiple", de álters, de "triggers" (disparadores o gatillos), pero siempre fuera del contexto en que todo esto opera en las estructuras del poder.

Que se hable extensamente de estos temas, pero no se hable en absoluto de cómo todo ello conforma las estructuras de poder nos sugiere ante qué tipo de libro estamos.

http://www.penguinrandomhouse.com/books/317575/scared-selfless-by-michelle-stevens-phd/9780399173387/



También invitan a un "experto" en el tema, un teniente retirado de la Policía de Los Ángeles, asociado a actividades del FBI sobre tráfico de seres humanos. Lo ponen negro para que el telespectador no lo identifique con las élites. De nuevo, hablan de manera tremendamente superficial del tema.

https://www.youtube.com/watch?v=GmhZ8JsU2dI

Este programa es un buen ejemplo de cómo funcionan este tipo de campañas de desinformación. Conviene tomar buena nota porque vamos a seguir viendo este tipo de desinformaciones hasta en la sopa en los próximos años. Que muchos interpretarán como una tendencia positiva hacia la denuncia de estas tramas de pedocriminalidad, cuando en realidad son mecanismos que las consolidan, las blindan, las ocultan.

Curiosamente el programa fue emitido, y el libro publicado, el 21 de marzo, en una fecha muy significativa para el tema, en medio de la Pelusia de Isis, en el equinoccio de primavera, un día en el que los satanistas celebran sacrificios de niños a Tiamet y Satanás.

https://survivorship.org/2017-dates/

Como vemos en este caso, han utilizado una víctima real, Kendall, pero suficientemente aterrorizada y todavía medio programada, de manera que no cuente lo que no interesa que cuente.

En cuanto a Michelle Stevens, no creemos que haya sido víctima de abuso. Es una más de las muchas profesionales que trabajan al servicio del sistema y no ha querido o no ha sabido comprender en qué consiste el abuso infantil en profundidad. Lo mismo se puede decir del resto de "expertos" que aparecen en este tipo de programas.

Lo importe es comprender lo que venimos diciendo repetidamente: el abuso ritual infantil es un tema central y estructural en las tramas de poder-religión, más importante cuanto más ascendemos en la pirámide. Está a menudo vinculado al ritual satánico y a largas tradiciones, esto es, a linajes de sangre que lo practican de manera intergeneracional.

El abuso infantil, en el marco del ritual satánico, es clave para comprender la programación mental y cómo se ejerce el poder-religión. Cuanto más cerca estamos del verdadero poder en la sombra, el que opera al margen de la legalidad, de los mecanismos del Estado, de la economía oficial, etc., más importancia tiene. Cuanto más nos acercamos a las cúpulas de la política, de la economía, de la inteligencia, del ejército y la policía, de la investigación de punta, de las grandes productoras de cine y música, etc., más abuso ritual y más control mental encontramos.

Todo esto es lo que no nos van a contar. Nos darán muchos detalles morbosos y reales, pero no nos dirán cómo todo ello forma parte integrante del sistema, al más alto nivel. Y desde hace milenios. Nos hablarán de trauma, de intentos de suicidio, de personalidades múltiples, pero no nos explicarán cómo funciona la mente de un esclavo de control mental, de sus cientos de álters, de cómo estos son programados y activados por programadores y controladores mediante códigos, contacto físico, frases o palabras, etc., que encontramos en todo tipo de películas, series, videoclips, etc.

La pederastia es tan vieja como el mundo y ha sido fundamental a la hora de dar forma a las estructuras del poder-religión. Hoy no ha cambiado nada en lo esencial y no cambiará nada en lo esencial, en la medida en que un mundo más complejo exige más control por parte de las élites de las tramas de poder. Y este poder se lo ofrece el abuso ritual y el control mental de manera muy eficaz. Y porque todo esto responde a una lógica psicopatocrática en la que el abuso ritual infantil desempeña una función clave, como iniciación, como producción de disociación mental, como creación de álters sádicos y masocas, etc.

Lo único que ha cambiado desde hace un siglo es que toda esta mecánica de control mental mediante trauma se ha sistematizado y se ha complementando con métodos científicos y tecnológicos, que pasan a provocar el trauma y la disociación mental de manera más sofisticada. Y que a todo esto se están sumando progresivamente dispositivos implantables, nanotecnología, tecnologías de la comunicación psiocotrónicas, etc.

Distinguir entre información y desinformación es importante, porque solo la primera conseguirá que cambie algo en esta situación, mientras que la segunda no hará más que consolidar y normalizar las tramas de pedocriminalidad.

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).