2017-04-22

Atentados y norias como disparadores de programación mental


La Gran Noria de la Concordia, con los colores republicanos, al fondo de los Campos Elíseos, en el atentado de París del 20 de abril de 2017.

¿Qué han tenido en común los atentados de Londres del pasado 22 de marzo y de París del 20 de abril? Que en ambos hemos visto norias.

A estas alturas del partido no hace falta insistir en que la mayoría de estos atentados son de bandera falsa, esto es, son orquestados por los propios aparatos de Estado occidentales, a través de sus agencias de inteligencia, a menudo mediante infiltración en grupos terroristas reales. También a menudo utilizando activos manipulados mediante técnicas de control mental mediante trauma, tipo MK Ultra/Monarch.

Pero lo que se conoce menos, de hecho, lo que sospechamos, es que estos atentados de bandera falsa están siendo utilizados también como eventos disparadores de programación mental. No nos referimos a los terroristas que los ejecutan, sino a otros esclavos de control mental que los ven en los medios de manipulación de masas.


Bandera británica, proyectada sobre la Puerta de Brandenburgo en Berlín, con motivo del atentado del 22 de marzo en Londres.

Creemos que esto es lo que están haciendo, con carácter general, con los colores azul y rojo de las banderas francesas, estadounidense, británica, etc. Cada vez es más habitual que proyecten estos colores sobre diversos monumentos. Esto, no solo les está sirviendo para confundir las distintas naciones y banderas, para que la ciudadanía deje progresivamente de identificarse con sus países y símbolos y lo haga con toda una serie de símbolos más globales.



Además, creemos que están utilizando estos símbolos como disparadores que activan determinados álters de esclavos de control mental distribuidos en distintos ámbitos de la sociedad, programados para seguir la agenda del Nuevo Orden Mundial, en la que estos atentados de bandera falsa juegan un papel importante. Están permanentemente afinando una mecánica para utilizarla en el contexto de crisis ingenierizadas en las que la respuesta de estos esclavos de control mental, ocupando puestos clave de poder, es fundamental. En última instancia, para una toma de poder más importante, en el marco de una "programación de fin de los tiempos" que están implementando en numerosos de estos programados, y que permanece durmiente hasta el momento en que es activada con disparadores específicos.



Ya hemos visto en la película "A. I. Inteligencia Artificial" (2001) cómo utilizan estos colores en una persecución, de nuevo como mecanismo disparador de álters disociados. Hemos mostrado cómo vinculan el tema de las motos y el abuso ritual satánico real en persecuciones con perros, de manera que la motos acaban operando como disparadores, vinculados al trauma original.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/03/ai-inteligencia-artificial-3.html

En el caso de las norias, la mecánica es parecida. Se programa a los esclavos, en general a niños MK Ultra/Monarch, en estas norias. De manera que cada vez que vuelve a aparecer la noria, esta funciona como disparador de disociación. Creemos que, además, vincular la noria a nuevos eventos traumáticos, como estos atentados, refuerza todo el mecanismo.

Pues bien, tanto en el atentado de Londres como en el de París hemos visto que las norias han tenido protagonismo.


El de Londres tenía lugar a lo largo del Puente de Westminster, justo enfrente del llamado London Eye (Ojo de Londres).

Que se llame "Ojo" es parte de toda esta mecánica de programación mental, en la que se inculca en los esclavos la obsesión de estar permanentemente vigilados por sus programadores y controladores. De ser observados por el "Ojo en el cielo". Hemos hablado también de ello al tratar de Cathy O'Brien.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/04/santa-cathy-obrien-2-dick-cheney-la.html

En este sentido hay que interpretar todos los ojos, más o menos explícitos, que vemos en la cultura popular hollycapitalista. Son parte de la programación en la que los programados duros, pero también los blandos, deben sentirse cada vez más vigilados por el "Gran Hermano".

Como en Londres, el lugar elegido para el atentado de París han sido los Campos Elíseos, en uno de cuyos extremos, en la Plaza de la Concordia, está montada la "Grande Roue" (Gran Noria). Que para más señas se inauguró el 11.11.2016(9).

http://es.parisinfo.com/eventos-paris/136037/la-gran-noria-de-la-plaza-de-la-concordia



La Grande Roue de París tenía ya hasta las luces de colores preparadas... quizás porque ya sabían que iba a formar parte de este o de otros escenarios de programación. Pero también porque, como decíamos, las luces siguen funcionando como disparadores de control mental todos los días.

La gente sigue creyendo, inconscientemente, en la ilusión del Estado-nación, del Estado de derecho, de "la libertad, la igualdad y la fraternidad", y el resto de fantasías de telediario, al mismo tiempo que la dictadura global sigue consolidándose. Lo interesante es que estos símbolos siguen funcionando en la medida en que su significado va cambiando progresivamente, a golpe de atentado de bandera falsa, de evento internacional, de encuentro deportivo, de tal manera que se crea la ilusión de una cierta permanencia, cuando en realidad el régimen de poder-religión, y con ello la vida de todos los ciudadanos, se transforma radicalmente.



En muchas imágenes de los medios de adoctrinamiento y estupidización de masas hemos visto la Grand Roue, y lo que es más importante, vinculada al atentado.



http://www.leparisien.fr/flash-actualite-politique/attentat-a-paris-un-impact-sur-la-presidentielle-difficile-a-evaluer-21-04-2017-6874143.php



https://sverigesradio.se/sida/gruppsida.aspx?programid=3304&grupp=23823&artikel=6657748



http://www.news18.com/news/world/uk-parliament-shooting-live-assailant-mowed-down-pedestrians-before-attack-1362993.html



Lo interesante es que las norias salen en las fotos de manera más o menos espontánea. Creemos que parte del método consiste en elegir cuidadosamente los escenarios, y dejar que los medios actúen de forma natural, de manera que se ven atrapados en esta mecánica perversa sin ni siquiera saberlo. Así funciona de hecho casi todo hoy. Este es el arte del poder-religión. Se pone a funcionar una inmensa maquinaria, que casi se puede dejar sola, sin que nadie la controle, y sigue funcionando.





En muchos de los grandes medios de imbecilización de masas, la noticia no era ni siquiera el atentado, sino que los turistas se habían quedado atrapados en el London Eye.

http://edition.cnn.com/2017/03/22/europe/terror-incident-london-eye/





https://www.usatoday.com/videos/news/world/2017/03/22/tourists-trapped-london-eye-during-terror-attack/99498844/





En otros medios, lo de menos era el atentado y lo de más sacar a turistas haciéndose fotos delante de la noria. Pero eso sí, vinculándolas al evento traumático, para que funcionen como disparadores.

http://www.theaustralian.com.au/news/pedestrains-return-to-westminster-bridge-after-terror/image-gallery/51aba1ff554ee163df59b40ae05a9925



El que la noria sea una atracción turística es parte del juego. Así, habrá turistas de distintas nacionalidades en el momento en que ocurra el atentado, y esto podrá servir como excusa para darle al atentado fake mayor veracidad a miles de kilómetros de distancia. Todo esto está también pensado y forma parte de la estrategia progresiva de implementación del Nuevo Orden Mundial, en la medida en que supone la identificación de distintos ámbitos culturales con los mismos eventos traumáticos.

http://gerente.com/co/rss-article/unos-escolares-de-las-rozas-atrapados-en-la-noria-de-londres-durante-el-atentado/



Cualquier excusa es buena, siempre que permita vincular la noria y el atentado, como decir que las acciones del London Eye han caído. El contenido es lo de menos, es solo una excusa, una tapadera, lo de más es que los medios funcionen como programación mental para implementar la agenda del Nuevo Orden Mundial.

https://www.bloomberg.com/news/articles/2017-03-23/u-k-terror-attack-hits-london-eye-owner-lifts-security-firm



El 3 de febrero hubo otro incidente en el Museo del Louvre, y, curiosamente, en algunas de las imágenes que sacaron los medios aparecía también la Grand Roue al fondo.

http://themexicantimes.mx/el-atacante-del-louvre-asegura-que-no-actuo-por-orden-del-ei/



Tres días después del atentado de Londres, un diario de Greeneville, Tennessee, hablaba sobre un incidente sucedido en una noria, en el que hubo varios heridos.

Lo importante es que volvía a aparecer la noria vinculada a un evento traumático, lo que nos hace pensar que podría formar parte de esta misma mecánica de programación mental.

http://www.greenevillesun.com/special_sections/benchmarks/benchmarks_e/ferris-wheel-incident-left-injured-no-charges-filed/article_6d058021-b632-55cb-b207-94fb5b6f0e6b.html

Sería interminable traer aquí todas las noticias, posts, tuits, etc., que hacen referencia a este tema. Porque precisamente de lo que se trata es de que esto suceda. De que la misma sociedad, sin saber que lo hace, contribuya a esta mecánica de control mental que se va a ir extendiendo cada vez más. La clave está en elegir los escenarios en los que están presentes estos símbolos-disparadores, que a ellos acudan turistas, que las fechas sean propicias en función de las agendas y los efectos buscados, etc., y después dejar que los medios, las redes sociales, etc., funcionen. Es una mecánica que se va puliendo progresivamente, bandera falsa tras bandera falsa.

Lo interesante en este caso es como la realidad fake de los atentados se parece a la ficción de Hollywood y la Hollymúsica.







Ya hemos visto el papel central que jugaba la noria en "A. I. Inteligencia Artificial". Bajo la noria era donde tenía lugar el encuentro del protagonista con el Hada Azul, que venía buscando desde un principio. Entonces se le caía encima la noria y lo atrapaba, durante 2000 años, hasta que lo despertaban unos aliens, que habían hecho de la noria caída una suerte de santuario.

En este caso vemos de manera muy clara cómo la noria se vinculaba al trauma. De esta manera, cada vez que el programado ve de nuevo la noria, se produce la disociación. Disociación que es favorecida por la propia estructura de la noria, por el giro, por el movimiento de ida y vuelta, a veces por como está se vincula a la hélice, la espiral, y otros elementos de disociación.





En "Cose Della Vita" (1993) de Eros Ramazzotti vemos la noria, junto a otros temas de disociación, como la Torres Gemelas.



En esta imagen vemos, de manera aún más evidente, cómo el tema de la noria y el de la disociación perceptiva se solapan. La noria-ojo te mira, como el London Eye, pero también la disociación mental del esclavo que está siendo observado tiene que ver con su propia disociación mental. En un próximo vídeo sobre Cathy O'Brien hablaremos de cómo la programación se basa en la especialización de los dos hemisferios cerebrales y la disociación perceptiva visual, auditiva, y de otros sentidos.



En el vídeoclip "Here With Me" (2012) de The Killers, plagado de temas de programación mental, vemos otra vez la noria. Por cierto, junto al Falo, como en Londres.

En efecto, el Big Ben en el atentado de Londres también funciona como un disparador de programación, en parte porque es un reloj y en parte porque alude al Falo o a elementos punzantes.



Ya hemos hablado por activa y por pasiva de cómo la torre del campanario era utilizada de la misma manera en el ritual de ingeniería social de Diana Quer. La torre punzante opera como disparador de control mental porque se asocia al Falo y a otros elementos de abuso ritual, y esto se activa y se refuerza vinculando el símbolo a un evento traumático como es la desaparición de la joven.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/09/el-pene-en-el-ritual-quer.html



De hecho no parece una casualidad que hayan colocado la Grand Roue de París en paralelo al Obelisco de la Plaza de la Concordia, un símbolo fálico por excelencia que se remonta, literalmente, al Imperio Egipcio. De esta manera ambos disparadores de control mental se refuerzan. Ya hemos hablado del tema en relación con Kim Kardashian.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/10/kim-kardashian-sera-una-proxima-victima.html





En el vídeo de The Killers el tema de la noria aparece asociado a otras imágenes muy cercanas, todo ello de nuevo vinculado al trauma, como vemos, a un ritual sacrificial estilizado, en el que una víctima gira en una rueda con un dibujo espiral y un verdugo la observa con un hacha ensangrentada. Toda la cultura hollycapitalista se nutre del tema del ritual satánico porque este está en el centro de la mecánica del poder. Esta asociación entre noria, giro, espiral, ritual sacrificial, etc., nos permite comprender cómo funciona todo esto como disparador de disociación.

En definitiva, de lo que se trata es de vincular un símbolo a un trauma, de manera que el símbolo funcione como disparador del álter creado gracias a otro trauma aún más intenso y más profundo.

https://www.youtube.com/watch?v=7SxTyvOixJA



En "Marilyn" (2014) de Alexa Goddard, otra vez hay muchos elementos de programación mental, y entre ellos, la noria.

https://powerofdeception.wordpress.com/2014/06/29/alexa-goddards-marilyn-i-cant-even-anymore/





En el vídeoclip de "Roller coster" (2016) de Bon Jovi, la noria y otras atracciones de feria similares son también centrales y están ahí para producir disociación mental.





En algunas secuencias vemos la noria junto a dos jóvenes muy parecidas, probablemente gemelas o mellizas, en lo que es, otra vez, una combinación de dos estrategias de disociación que se refuerzan.

https://www.youtube.com/watch?v=b_q7HDWgiHE



Y claro, la noria no podía faltar en Los Simpsons.

http://simpsons.wikia.com/wiki/Rickety_Brothers_Ride_Rentals

Podríamos seguir trayendo infinidad de referencias al tema de la noria. Pero con esta muestra creemos que es suficiente, por el momento, para hacerse una idea de cómo funciona este mecanismo.

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).