2017-03-26

"A.I. Inteligencia Artificial" (4): adiestrando al niño esclavo sexual



Gigolo Joe funciona en el filme como álter disociado del niño esclavo Monarch, adiestrado en sexualidad pederástica para servir a la causa Illuminati. Para comprometer a los aparatos de Estado, a altos políticos, jueces, embajadores, militares, policías, periodistas, etc., y así obligarlos a obedecer la agenda satánica.

Pero también para destruir por dentro la familia tradicional, y con ello, la maternidad natural. Toda la ciudad convertida en un gran postíbulo, en el que todo se compra y se vende. Ese es el motor y el fin del hollycapitalismo que hoy padecemos.

Continuación de http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/03/ai-inteligencia-artificial-3.html.



Ahora se nos desvela que, además del David robot, hubo también un David real, hijo del científico Dr. Hobby, que ha debido de fallecer, y a partir del cual se ha creado al David robot mediante ingeniería genética.



Pero la pirámide está ahí para decirle al iniciado que las cosas son más enrevesadas. Una posibilidad es que haya sido ofrecido a la causa, a cambio de ascender en la jeraraquía. Recordemos el sacrificio de Isaac por parte del perverso y psicópata Abraham, del que precisamente el linaje de David deriva. Otra interpretación es que el David robot y el David humano son el mismo, y que estamos ante uno de los casos frecuentes de adopciones entre distintos niveles de los linajes Illuminati, en el marco de la selección de la herencia genética y de pactos de poder.

Esta es una estrategia fundamental para que determinados personajes sirvan a la causa Illuminati de manera encubierta, aparentando pertenecer a otras familias, a otras religiones, a otras ideologías políticas, etc. El judío Adolf Hitler, vinculado al linaje Rothschild, es uno de estos casos.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/02/desmontando-la-biblia-01-abraham-modelo.html

Todo esto es, además, un símbolo de la dimensión hierogámico-sacrificial de la ciencia y la tecnología. Y de manera aún más evidente, del transhumanismo, que conduce al sacrificio de la humanidad natural, o al menos de una gran mayoría. Evidentemente, las élites conservarán un reservorio de vida natural humana, como han hecho con la bóveda de las semillas. El transhumanismo conservará en su seno más oculto el humanismo. Como el patriarcado conserva el matriarcado, como la exogamia conserva la endogamia y el incesto, como el tabú de la antropofagia conserva el canibalismo.



Del plano de las fotos del David muerto, que mira el padre, pasamos a otro en el que volvemos a ver el maniquí desollado, que como vimos al principio aparecía vinculado al mito de Dios y Adán. El Dr. Hobby se considera un dios porque es capaz de "crear" vida. Pero solo saben hacerlo a través de la religión del Falo abusador, que crea en el abusado una confusión vital fundamental, según la cual, desde la cuna, deben amar a sus torturadores, violadores y sodomizadores. Así de psicópatas son estos poderosos. Por eso necesitan tanto secretismo, porque toda su vida está hecha de transgresión, amoralidad, perversión, sadismo, inhumanidad.

Mientras Gigolo Joe y David caminan por el bosque, después de participar en el ritual sacrificial, dicen que para volver a casa David tiene que encontrar al Hada Azul. Otra vez se trata de la programación de álters. La aparición del Hada supone otro álter de retorno a casa, que está compartimentado con respecto al álter que está viviendo esta experiencia, sea un ritual o una misión encubierta. Por eso no encuentra al Hada y veremos que lo hace al final.

Por eso David le dice a Gigolo Joe que el Hada Azul le convertirá en un niño de verdad. El robot artificial, que no es un niño de verdad, juega el mismo papel aquí que el viaje de Dorothy a Esmeralda o el de Alicia al País de las Maravillas. Estamos siempre ante experiencias claramente diferenciadas, que en la mente del esclavo Monarch se corresponden con distintos álters, compartimentalizados unos respecto de los otros.

Gigolo Joe es otro robot, esto es, otro Monarch, que cambia de álter sacudiendo la cabeza hacia un lado. Esta es otra vez la misma estrategia para actuar como tapadera de los programas de esclavos Monarch. Todo en esta película está pensado para servir a la agenda macabra de dominación satánica.

Mientras Gigolo Joe le propone a David ir a Ciudad Rouge, en el momento en que cambia de álter eschamos el famoso tema "Cheak to Cheak" (Irving Berlin, Fred Astaire, 1938), con la letra "heaven, I'm in heaven", que también remite a la disociación. Nos recuerda cómo utilizan a menudo la música y sus letras para reforzar o disparar la programación. 



Como su nombre indica, Gigolo Joe es un Monarch prostituto. Lo interesante es que aquí, como David busca al Hada Azul, Joe le propone ayudarle a encontrarla gracias a sus dotes de seducción.

Seguimos en el tema del comienzo, la imitación del amor humano por la inteligencia artificial, que es un tema absolutamente diabólico. Satán se disfraza para seducir y parecer lo que no es. Que la mayoría en Occidente haya dejado de comprender cosas tan obvias en una prueba de hasta qué punto la agenda satánica está avanzada y ha alterado la visión del mundo del ciudadano medio occidental. En esto consiste también el Nuevo Orden Mundial, en la instauración progresiva del reino de Satanás.

Han elegido un prostituto, atractivo y seductor, impúdico, porque está está ahí para programar álters sexuales de los niños esclavos. Por eso le enseña gemidos de placer. Aquí vemos cómo la agenda de estos satanistas no solo se basa en el abuso sexual de bebés y niños, sino también, al mismo tiempo, en pervertir y normalizar la obscenidad en toda la sociedad.

Y esto es clave y está muy vinculado al transhumanismo, porque es la manera de destruir la familia tradicional y la maternidad natural por dentro. Este es una tema central que muy poca gente hoy en Occidente está comprendiendo. Menos aún entre académicos e intelectuales oficiales, que tienen lavado el cerebro hasta niveles inauditos.



La entrada a Ciudad Rouge nos confirma que seguimos en el ámbito de los esclavos y esclavas sexuales. Estas imágenes programan a los Monarch para que disocien en el momento en que hacen felaciones o ingieren sustancias desagradables como parte de su traumatización. Ya vimos el gesto de la robot, al comienzo, que habría la boca para que el Dr. Hobby accediese a su memoria. Esto es, que era traumatizada sexualmente para ser programada.



En algunas versiones del cartel del filme, esta felación ocupa un lugar central, vinculada a la Pirámide Illuminati, lo que nos confirma el papel central que el Falo abusador ocupa en la estructura de poder-religión de estos paganos-satanistas. Al otro lado del Ojo Illuminati están la boca, la vagina y el ano del programado mental. Son los dos vórtices entre los que fluyen los flujos libidinoso-agresivos del poder-religión.



Y al llegar a la ciudad-prostíbulo vemos otros disparadores para la participación de los esclavos en pornografía, snuffs y rituales sexuales.



En Ciudad Rouge David encuentra un santuario de Nuestra Señora del Corazón Inmaculado, que confirma que la programación mental y el ángel azul están vinculados desde hace milenios en distintas religiones, de las que la hollycapitalista es solo la última versión.



Y parece haber una referencia a los colores azul y rojo, con los que se representa tradicionalmente a la Virgen María, que vendrían a ser las dos dimensiones urania y ctónica, trascendente e inmanente. Como vemos en esta Madonna de Alba (ca. 1510) de Rafael. De hecho el rosa que se refleja es el de la pornstar gigante que veíamos antes. Pero ambas, sobre todo la urania, la azul, es el disparador-tapadera del álter sexual, del ritual hierogámico.



Después van a preguntarle al Dr. Know sobre el Hada Azul, y esta aparece como una holografía ante sus ojos. Esto nos muestra también hasta qué punto el mundo de la realidad virtual y el de la programación mental están confluyendo y ofreciendo cada vez más posibilidades a los perversos que los utilizan para dominarnos con sus quimeras. De ahí que David la tome por un hecho real, por un "flat fact" ('hecho plano'), como dicen. Naturalmente es otro mecanismo de programación para esclavos Monarca.



Entonces Gigole Joe le pide al Dr. Know combinar dos categorías en una de las preguntas que le hacen, en concreto, "hecho plano" y "cuento de hadas". Esta es la misma lógica de la disociación. Se trata de confundir en la mente del esclavo la realidad y la ficción, y por extensión, en el resto de la sociedad.

Los sabios de pacotilla trabajando al servicio de los poderosos, crean la realidad. Un ejemplo hoy son las "teorías" de género, que se convierten en realidad a través de drogas, pornografía, operaciones de cirugía estética, hormonas, depresiones, suicidios, violencia de género fabricada, etc. y mucha mucha pasta de los globalistas transhumanistas engrasando todo el sistema.



Después David le pregunta lo que ya vimos antes, cómo puede el Hada Azul convertir un robot en un niño de verdad. Significativamente la cámara se ha desplazado ahora al lugar del Dr. Know, porque de lo que se trata es de programar la disociación, que el niño se vea a sí mismo desde fuera. Por eso al mismo tiempo quitan el oso, que funciona como comodín para generar unos álters con respecto a otros. La cámara muestra a David y a Teddy mientras se mete detrás de las gafas del Dr. Know por un lado, y cuando sale por el lado contrario el oso ha quedado escondido detrás del niño. Y después vemos destellos como los que utilizan en programación.

Ya hemos dicho que David, en todo este episodio central de la película, funciona como los álters más ocultos, con respecto al frente consciente o a álters más frontales, que se corresponden con Martin. Pues bien, el oso Teddy opera de la misma manera, para programar o generar cambios de álters con respecto a otros álters.



Además, es posible que el Dr. Know, con sus gafas redondas, sus ojos azules y su acento alemán, esté aludiendo intencionadamente al Dr. Josef Mengele, que diversas víctimas han dicho que es, hasta hace poco, uno de los cerebros y programadores centrales del proyecto MK Ultra/Monarch. Como ilustra en este fotomontaje Cisco Wheeler.

Finalmente, le dicen a David que puede encontrar al Hada Azul en el fin del mundo, donde nacen los sueños, pero que no debe hacer preguntas, que es peligroso. Gigolo Joe le dice que muchos Mecas (robots) han ido al fin del mundo y no han vuelto. Otra vez, todo esto forma parte de la programación para hacer de seres humanos esclavos Monarch (I, p. 29). El lavado de cerebro de las masas es brutal, para que no entendamos hasta qué punto todo esto es un plan perverso y desalmado que se nutre de la violencia y el sadismo contra bebés y niños indefensos.

Y después viene un episodio crucial, que trata de lo que diferencia a un humano de un robot, o un álter Monarch, que al fin y al cabo es como un robot. David no se resigna a ser un robot, quiere ser un niño de verdad, porque de esa manera su madre lo querrá como algo único. Y Gigolo Joe lo desengaña y le dice que tanto el amor entre padres e hijos como el amor entre parejas, del que él es experto, consiste simplemente en la imitación, en la simulación, en definitiva, en lo que hacen los álters robóticos de los Monarch, en comportarse como han sido programados, incluyendo típicos comportamientos humanos.

Aquí está la clave para comprender el transhumanismo, que está mucho más vinculado a todo lo que estamos hablando, a satanismo y a programación mental, que a robots en el sentido pleno del término. Lo que es clave en la transición hacia el transhumanismo es este proceso de robotización de la conducta de los álters Monarch, que se basa en imitar, en copiar, en hacer ingeniería inversa, por así decirlo, de los comportamientos humanos en sus situaciones límite.

Esto es lo que hace Satanás. Aquí vemos cómo el transhumanismo es simplemente una forma de satanismo.

En este contexto es en el que la programación mental juega un papel central en la transformación de la humanidad, en su deshumanización, en su transhumanización, en su robotización. Los seres más límite, más psicópatas, son los que en definitiva lideran las transformaciones sociales.



David y Gigolo Joe escapan de Ciudad Rouge en un helicóptero de la policía. La forma del helicóptero, que luego veremos que es un anfibiocóptero, es la misma que la de un juguete que vimos al principio de la película.

Es la misma estrategia que utilizan con muñecas, en el caso de niñas, o con mascotas, o con peluches, pero en este caso es más evidente cómo el juguete programa la disociación mental de los niños, en la medida en que este anfibiocóptero vuela y se aleja en la distancia. Y como veremos después, se sumerge en el agua, que como sabemos se utiliza a menudo en rituales/programación de ahogamiento.



De hecho, al principio del filme vimos cómo Martin le preguntaba a David si podía romper el helicóptero, le decía que este "es más bonito hecho pedazos". Y David le respondía que él no podía romperlo. Esto forma parte de la programación. Se confirma después, cuando el niño, que lógicamente no sabe conducir un helicóptero, le cede a Gigolo Joe los mandos. En este caso David y Gigolo Joe funcionan también como dos álters. Por eso también el oso Teddy le dice:
"Ten cuidado, David, esto no es un juguete."


Y el anfibiocóptero abandona la ciudad a través de la boca con la lengua fuera, porque justamente cuando se pretende que los esclavos sexuales disocien es, entre otras situaciones, cuando están haciendo felaciones. El logo de los Rolling Stones funciona exactamente igual. Son disparadores que están hay para esclavizar y programar a cientos de miles de MK Ultra/Monarch. Por esto a estos grupos, que son antisistema solo aparentemente, se les da tanta cobertura en los medios, la cultura, la publicidad.

Por cierto que tiene mucha lógica que sea un anfibiocóptero, porque como vemos aquí, incluso cuando vuela, lo está haciendo a la vez en un entorno húmedo. 



La imagen del anfibiocóptero atravesando la boca se superpone una torre fálica, que han colocado en el fondo, para que el ojo vea subliminalmente una felación y la programación sea más eficaz.

La fisiología de un pene erecto es muy parecida. De hecho muestran la parte inferior del pene, que es la que vería un bebé o un niño pequeño obligado a hacerle una felación a un adulto de pie, o bien un abusado tumbado.

Todo está muy pensado y encaja a la perfección en la agenda. La película de Steven Spielberg no desperdicia ni un minuto en algo que no tenga una intención perversa por parte de los satanistas que nos gobiernan en la sombra. Aquí no hay ya nada de cultura, ni de creación en el sentido más noble del término. Todo es servicio cómplice y encubierto a la agenda de esclavitud de masas y al fin justifica los medios. Hollywood da asco. Vade retro Satana.

Continúa en http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/03/ai-inteligencia-artificial-5.html.

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).