2017-03-23

"A.I. Inteligencia Artificial" (1): adoptando un Illuminatus



El robot de 11 (sic) años es una tapadera para hablar en clave de las prácticas encubiertas de adopción entre linajes y familias Illuminati, en el marco de los pactos satánicos que están en el centro del poder-religión real.



El cartel de la película ya nos anuncía que los dos niños protagonistas de la película son uno solo. Lo importante es que estamos ante una mecánica gemelar, que es en el fondo en lo que consiste la disociación mental MK Ultra/Monarch.

Nos dicen que en un contexto de crisis ecológica muy acusada —provocada artificialmente por geoingenería, evidentemente—, los gobiernos del mundo desarrollado han introducido leyes que penalizan la maternidad natural e incentivan la artificial. Esta última es presentada como más sostenible para el medio ambiente. ¡Hasta este punto de manipulación llegan los propagandistas del transhumanismo! ¡Nos venden lo más artificial como lo menos dañino a la naturaleza!

El ser artificial es un simulacro perfecto del natural, dice el Dr. Hobby, el científico que los crea, ante sus estudiantes, que le ríen las gracias como pelotas sumisos, como solemos ver a menudo en los ambientes académicos enrarecidos por el saber prostituido al poder.



El científico pincha con una aguja a una mujer, aparentemente una estudiante. Pero a continuación vemos que es una robot. Nos están hablando de una Monarch sometida a un programa de conrol mental mediante trauma. El detalle de que parecen normales pero en realidad no lo son, es clave para comprender el control mental. Pero que sea una robot es una tapadera de estos programas, como vamos a ver a lo largo de todo el filme.



Después el Dr. Hobby vuelve a intentar pincharla y ella aparta la mano. Con esto el científico quiere mostrar que la ciborg tiene las "respuestas de recuerdo al dolor" típicas de un humano. Pero insistimos en que esto es una tapadera y una alusión velada al control mental basado en la tortura y el abuso. Esto es lo que mejor sabe hacer la humanidad desde hace milenios, lo que va refinando más y más, lo que va enmascarando cada vez de forma más perfecta detrás de todo el aparato de la cultura, de la política, de la ley.



Después le da la orden de que se desnude, y ella obedece y se dispone a hacerlo sin ningún pudor ante todos. Es otra referencia a las Monarch, utilizadas a menudo en misiones sexuales, para comprometer o premiar a todo tipo de personajes de todos los sectores por servir a la causa Illuminati. Pero también es un mensaje en clave de que ha sido abusada sexualmente.



Le toca un hombro para que se siente, y le ordena que abra la boca para acceder a su mecanismo interno. Otra vez nos están hablando de las programadas mentales. Le mete el dedo en la boca. Todo esto es otra vez una referencia a la felación, que es uno de los mecanismos de trauma principales que utilizan con bebés y niños, cuando los grandes penes de padres y controladores violentan sus bocas y los ahogan.



Con el dedo en la boca accede a su mecanismo interno. Pero esto significa que el trauma de la felación, entre otros, produce la disociación mental que es la base de la programación. 
También es significativo que acceda a su memoria, que la hayan colocado justamente en su frente, porque están hablando del cerebro disociado de una programada mental. También probablemente del tercer ojo, el trance, la hipnosis, etc., como mecanismos de programación.



La pieza que extrae el Dr. Hobby de su frente es un cubo regular de color negro.

Esto podría hacer alusión a las "cajas negras" que, según Cisco Wheeler, el Dr. Mengele creaba en la mente de los programados ("The Not Know What They Do. Illuminati Mind Control. Vol I. Illustrated Guide to Monarch Programming Mind Control", p. 21), o a la estructura cúbica que utilizan en ocasiones para organizar la programación (p. 29). Es posible que haya también una referencia a la Kaaba, en la Meca, si tenemos en cuenta que a este robot lo llaman "MECA", que viene de 'mecanismo' artificial. Pero que también puede ser una referencia a "MK" Ultra o a M-onar-C-h. 

Incluso el color negro y la vinculación a la Meca podría ser una alusión al black goo.

https://www.youtube.com/watch?v=gc7eyPLe8X0



El Dr. Hobby dice que el reto es hacer robots que puedan amar como seres humanos. Y un estudiante confirma que muchas de las que producen y comercializan son modelos "amante". Nos están hablando otra vez en clave de la Monarch utilizadas sexualmente, como las "modelos presidenciales", del papel central que juega la sexualidad transgresora en la mecánica del poder-religión real, como ha sucedido siempre.

Además es posible que estén vinculando esta estrategia diabólica de imitar el amor humano con la Meca, que simboliza la cultura tradicional musulmana. Aunque esto parece secundario en el filme.

El científico le pregunta a la robot qué es el amor, y esta pone de manifiesto que de lo que se trata es de imitar, por una suerte de ingeniería inversa, las reacciones corporales de los humanos ante el amor.

Después nos dice que el mismo principio lo pretenden aplicar al amor paterno-filial. Pretenden crear niños robot que sean capaces de amar a sus padres como lo haría un niño humano. Aquí empezamos a ver ya el trasfondo satánico que atraviesa toda la película y que confluye con el transhumanismo.



Un estudiante le pregunta al profesor Hobby sobre el tema del amor paterno-filial, mientras al fondo vemos una maniquí. Después veremos qe tiene la piel desollada, pero desde esta perspectiva parece ser un falo erecto de color rojo. Creemos que este trompe l'oeil es intencionado, que lo que se quiere mostrar es precisamente un pene ensangrentado.



Acto seguido el Doctor se coloca justamente delante del maniquí, tapando con su cabeza sus bajos. Nos están diciendo que el Dr. Hobby forma parte de toda este red de programación, que en última instancia remite al Falo traumatizador.



Poco antes el estudiante que le plantea la pregunta hace un gesto con la mano que sugiere la masturbación.

Están hablando de cómo crear un niño robot que ame como un humano, pero al mismo tiempo sea un robot. Nos están hablando del Falo como mecanismo de traumatización de bebés, de la masturbación, de la sodomía. Nos hablan de sueños y de inconsciente, porque se están refiriendo a los álters disociados de los programados mentales, que se basan precisamente en compartimentalizar en el inconsciente determinadas situaciones y comportamientos, separados de su frente consciente.

Lo más importante es comprender que están utilizando los robots como tapadera para hablar del control mental y de hecho para reforzar la programación de los cientos de miles de programados, si no millones, que ocupan ya posiciones de poder en la jeraquía para implantar el Nuevo Orden Mundial. La vinculación es fácil porque el programado mental es también un ser humano robotizado, pero todavía un ser humano.



Una estudiante negra alude a "la animosidad que existe hoy en día contra los Meca". Nos están diciendo cómo están utilizando estas técnicas de control mental para ingenierizar conflictos en las periferias y en el mundo musulman.

La estudiante negra pone sobre la mesa la cuestión de cómo han de responder los humanos ante el amor, supuestamente perfecto, de los robots. Dice que la verdadera dificultad es conseguir que los humanos le devuelvan al robot el amor artificial que este les ofrece. Y entonces el científico le dice que lo que está implícito es la misma lógica que la del amor de Adán por Dios.



Tras referirse a Dios y a Adán —"... en los comienzos, ¿no creó Dios a Adán para que lo amara?" dice el Dr. Hobby— el auditorio empieza a chismorrear, y el científico se gira hacia el maniquí del que antes hablábamos. Vemos que lo que parecía antes un falo es en realidad la carne roja, que se ve porque la piel de su muslo ha sido desollada, como sucede en su brazo y parte de su pecho.

Creemos que la interpretación fálica es intencionada e intencionadamente ambigua. Quizás esto está aludiendo a las interpretaciones del tema de la costilla de Adán como falo. La cuestión, para estos psicópatas, es cómo hacer que el traumatizado ame a su abusador, que la víctima ame al verdugo. Esta es la clave de todo, el doble bind, el elemento psicópata que se infiltra en la naturaleza del traumatizado desde el principio. A menudo desde que es un feto, desde que es parido prematuramente, y después, desde los 18 meses, como nos han mostrado Fritz Springmeier y Cisco Wheeler ("Volumen 2. The Illuminati Formula Used to Create an Undetectable Total Mind Controlled Slave, pp. 18 y ss).



El mito del nacimiento de Dionisio del muslo de Zeus hay que interpretarlo también en clave fálica. Es una estilización y un encubrimiento de prácticas de abuso ritual en las que los niños sagrados, esto es, los esclavos de control mental, eran arrebatados de sus madres naturales y sometidos a abuso sexual y tortura desde la cuna. Zeus es una abusador, un pederasta, un programador mental. El niño Dionisio surgiendo del muslo de Zeus encubre esta mecánica, al mismo tiempo que alude a ella para el iniciado.

Pero esto no te lo contarán los catedráticos de universidad, porque les pagan precisamente para que no se sepa. No es que lo oculten, la mayoría no llega a comprenderlo, porque todo el marco del saber académico está ahí para censurar las interpretaciones produndas de la realidad y sobre todo aquellas que muestran la verdadera mecánica del poder-religión.

Pues bien, creemos que la referencia a Dios y Adán, la costilla-falo, el maniquí con el trompe l'oeil fálico, la piel desollada, el doble bind... todo esto alude a la programación mental que el Dr. Hobby conoce muy bien porque si no no habría llegado a donde está.



Del maniquí el plano-secuencia pasa a la robot que veímos antes, que se está pintando los labios, mientras resuenan las palabras del científico sobre el amor a Dios de Adán y todos en la sala hablan entre ellos.

Nos están hablando de lo que está en el centro de todas las religiones, y hoy ha pasado al ámbito científico a través de los programas de control mental: el ritual de sexo y de sangre, la utilización por el poder-religión del sexo y la sangre como mecanismo de dominio y de manipulación, para inducir en los sometidos sentimientos de culpa y amor patológico por sus verdugos.

Esta es la clave: "Yo te torturo pero tu debes amarme porque te mereces esta tortura." Esto es lo que hay que inducir en los programados del polo masoca. Y lo contrario en los del polo sádico: "Hace falta mano dura". Y luego convinar estos polos en función de los tipos de programados, que son al fin y al cabo una colección muy numerosa de álters que en todo caso trabajan en grupo.



20 (11) meses después, vemos a Mónica, la que será la madre del protagonista, que se está maquillando como la robot. De hecho de la imagen de una maquillándose pasamos a la otra. Nos están diciendo que es otra programada, otra esclava de los Illuminati que ni siquiera sabe que lo es. Comos se ve hay un gran parecido entre ambas.

Nos están hablando de técnicas de selección, crianza, clonación, inseminación, etc., que se solapan con la de programación mental. Porque una de las claves es la utilización de linajes con tradicción de abuso satánico intergeneracional, Rh negativo, etc., que tienen mayor capacidad de disociar y operar de manera eficaz en la jerarquía psicopatocrática.   



Acuden a un centro médico de la empresa Cryogenics, en cuyo logo vemos dos lunas, que son importantes en el paganismo, en las diosas eróticas, como Isis.



En este centro, en el que mantienen con vida a su hijo enfermo, vemos un dibujo de gemelos en una pared, que da una clave para entender lo que vendrá después.



El hijo está criogenizado en una cámara, que giran y descienden cuando los padres lo visitan. Estos descienden a un nivel inferior para verlo. Otra vez la historia oculta nos habla del ritual ctónico —vemos también un relieve de ondas que alude a lo acuático—. La cámara que desciende, en este contexto del niño criogenizado, es una referencia a la vinculación de la resurrección con la erección, como vemos en la religión egipcia.

El hijo criogenizado es también una tapadera para hablar del ritual de cercanía a la muerte, que es central en la programación mental, que en definitiva es satanismo más sistemático.



Mónica saca un libro de Robin of Sherwood (Robin de los Bosques), una versión moderna de la leyenda de Robin Hood, para leérselo a su hijo, que nos recuerda que estamos en el ámbito del paganismo y de los héroes que actúan al margen de la ley.

Como veremos después de manera más evidente, esto es una alusión al abuso ritual de corte pagano-satánico, que está a menudo vinculado a la programación mental, al mundo celta, los rituales al aire libre.



La madre adhiere un altavoz a la cápsula en la que está su hijo, pone música de fondo y lee para él del libro de Robin de Sherwood, que significa 'bosque brillante'. Esto son más alusiones a la programación mental, que induce estados de trance, hipnosis, disociación, estimulación sensorial, mental, etc.

https://www.behindthename.com/name/sherwood

El fragmento que la madre lee alude a un bebé que nace. Nos están diciendo que su hijo ha sido sometido a programación mental desde su nacimiento. Probablemente, como decíamos, es un bebé traumatizado en el útero y nacido prematuramente.  La madre de este bebé es "Marian", la Virgen María. Nos están diciendo que Jesús de Nazaret (el símbolo, la mecánica) es otro programado mental mediante trauma. Que María es una Monarch avant la lettre.


Mientras Mónica le lee a su hijo suena otro tema utilizado en programación mental: "El príncipe azul" de la "Bella Durmiente". Esto veremos que tiene mucho sentido al final del filme. Veremos cómo están fomentando el incesto, que este es uno de los temas fundamentales de la agenda transhumanista, que veremos desplegarse en las próximas décadas.

https://www.youtube.com/watch?v=JeasDmHl3m8



Volvemos a ver los gemelos al fondo, cuando llega el médico, que pone de manifiesto que estamos en el marco de la mecánica gemelar, del control mental. Este médico es, sin duda, otro adepto de la "causa" transhumanista.



El fragmento que la madre lee a su hijo dice que lo llamaron Martin como a su abuelo. Esto encaja con la creencia en la reencarnación de los Illuminati, en posesiones, reencarnaciones, linajes de sangre, etc. Lo importante es comprender que todo esto, que suena tan poco cientificio, en realidad está en el centro del transhumanismo y de la ciencia en general. La ciencia, la tecnología, la medicina oficiales son solo la fachada, la superficie, pero en realidad todas ellas remiten a una mécanica religiosa, sacrificial. La oposición entre ciencia y religión es una cortina de humo que está ahí para que no se comprenda esto.



Mónica ignora completamente la presencia del médico y de su marido, detrás de ella. Sigue haciendo lo que está haciendo y al mismo tiempo dice que los está oyendo. Esta es otra alusión a que es una programada, con menta disociada, una robot deshumanizada que puede dedicarse a lo que le ordenen sin ningún interés por lo que le rodea.

Pero esto también nos anuncia el tema del incesto. Recordemos que está leyendo que su hijo Martin se llama como su abuelo, es decir, como el padre de Mónica.  Es decir, nos están hablando de abuso sexual de su padre con ella y a la vez de ella con su hijo. En resumen: estamos ante una familia de abuso intergeneracional. Y como veremos después, esto suele estar vinculado al satanismo. Todo esto es mucho más estructural de lo que se piensa y es de hecho la clave de la estructura del poder-religión real en la sombra.



El médico le dice al padre que el hijo no está muerto sino "pendiente", que lleva 5 años así, que la madre está muy vinculada con él. Siguen hablando en clave de abuso ritual, de técnicas de traumatización basadas en colgar a las víctimas de árboles o jaulas. También de que la madre y el hijo forman parte de una programación cruzada.



La siguiente secuencia confirma todo lo que decimos. Nos dicen que el padre de la familia ha sido seleccionado entre 2000 (otra vez el 11) empleados de la empresa, por haber sufrido una "tragedia familiar". Esto hay que leerlo entre líneas como que han ofrecido un hijo natural a la jeraquía satánica. Y a cambio, como veremos, les entregan otro hijo de un linaje Illuminati superior.

Insistimos, lo de los robots es una tapadera. De lo que están hablando es de la verdadera estructura del poder Illuminati, que en última instancia es una mecánica hierogámico-sacrificial, hecha de linajes de sangre, ofrendas de hijos, adopciones, programación mental. Los únicos robots que hay aquí son los álters robotizados de las mentes disociadas de los esclavos mentales, que hacen posible que las agendas criminales de los Illuminati sean implementadas sin piedad.

En esto consiste el transhumanismo. Saben que para conseguir instaurar la maternidad artificial, es decir, que los hijos sean producidos por las máquinas, tienen que destruir la familia desde dentro. Y esto es lo mismo que la programación mental, en cuyo centro esta el abuso infantil, el incesto. Entonces, cuando hayan conseguido destruir la familia, con distintos procesos confluyentes (homosexualización, transgenerización, pederastización, desfertilización, etc.) vendrán con la maternidad artificial como la solución. Siempre utilizan el problem-reaction-solution, que en el fondo es la mecánica sacrificial.

Podrá haber robots que nos cobren en el supermercado o nos sirvan la comida en el restaurante, pero esto es lo menos importante de todo. Lo central es la robotización de los seres humanos. Y en esto juegan un papel central los programas de control mental.

Por eso de esto se habla tan poco y utilizan los robots como cortina de humo. Por eso el desinformador Daniel Estulin no habla de este tema en su libro sobre el transhumanismo. Que por cierto no hace mucho más que copiar  párrafos y párrafos sin decir gran cosa de su cosecha. Por que lo han puesto ahí también para que no se hable de lo más importante. 



Aunque no se hace demasiado explícito, la manera en que el marido agarra a la mujer es la de un controlador y una esclava Monarch. Después veremos que él forma parte de los Illuminati, aunque en un nivel inferior, que es él quien está sobre todo imponiendo el abuso ritual y la programación y que la madre se resiste en parte a todo ello por su propio instinto maternal. Pero es también una programada que puede hacer poco. Es la Bella Durmiente. 



De pronto vemos que han adoptado un robot Meca. Al llegar por primera vez lo hace pisando una moqueta con un ajedrazado masón, aunque lo han matizado mucho con dos tonos de gris, y dibujos de laberintos en los dos sentidos, que nos hablan de las dos serpientes, las dos columnas, la catábasis y la anábasis, etc.

En otras palabras, este robot es un "hijo" de los Illuminati, de los misterios, de la causa transhumanista-globalista. Es un bloodliner, un niño creado con selección del linaje, de la sangre, también quizás con algún grado de ingeniería genética. Pero insistimos en que la genética no es más que la continuación de toda está mecánica de crianza de los linajes Illuminati que se remonta a la antiguedad, y en la que el satanismo y la programación son centrales.

El robot Meca, David, desciende un escalón desde la moqueta masónica-mistérica y pisa un suelo de madera que le resulta extraño. Dice que le gusta mucho la madera, pero vuelve a subir a su nivel. Nos están hablando de la superioridad (para ellos) de este hijo del artificio con respecto a los hijos naturales. Nos están diciendo, también, que es un hijo de un determinado nivel Illuminati que es adoptado por un nivel inferior, como parte de la mecánica jeráquica del poder real.



La pirámide ctónica en el cuello de la camiseta de David hay que interpretarla en el mismo sentido.



Tras la llegada de David la madre está indignada. Ha sido decisión de Henry, su marido, adoptarlo.

Pero Mónica dice expresamente que lo que Henry ha hecho es "sustituir a su propio hijo". Esto confirma que el hijo natural ha sido ofrecido a la jerarquía satánica. Y cambio han obtenido un hijo en adopción, de un linaje superior. El éxito, a ciertos niveles, no puede conseguirse sin vender el alma al diablo. Y a menudo no solo el alma. Como veremos después hay alusiones al satanista Abraham.



Con todo esto entramos ya en el fondo de la cuestión.

Hay un argumento superficial que nos habla de un robot. Pero el argumento profundo es que este robot es en realidad un niño de un linaje "superior", en parte seleccionado genéticamente, pero todavía natural. El hijo natural ha sido entregado a la logia satánica para ser una víctima ritual, y a cambio han adquirido el privilegio de adoptar un hijo de un nivel superior Illuminati, y así formar parte, ascender, consolidar, integrar, etc., la Hermandad.

Esto es lo que expresa esta imagen, en la que David se refleja, como algo diferente, más artificial, y se superpone a los tres rostros de la familia natural. Y al lado de David vemos a Martin, el hijo natural, que de hecho son bastante parecidos. David es más rubio y tiene los ojos azules, porque los linajes Illuminati tienen preferencia por la raza aria. Son razistas hasta la médula. Son nazis a pesar de que hayan conseguido retratar el nazismo como lo contrario del sistema, cuando en sistema es nazi en su centro.

Es el padre el que lo ha negociado todo, el que está vinculado a la empresa Cryogenics en la que trabaja. En su momento vimos que el médico lo despreciaba, porque estaba por encima en la jeraquía.

La madre es, lógicamente, la que más padece todo esto, porque el vínculo de un madre con un hijo natural es mucho más fuerte que el de un padre. Aunque como decimos ella también es una programada. Aquí vemos cómo la resistencia fundamental que la agenda transhumanista-satanista tiene que vencer es la del instinto maternal de las mujeres, que es radicalemnte diferente al de los hombres. Por eso están orquestando toda una serie de operaciones de disidencia controlada, que van del feminismo a la violencia de género ingenierizada, para atacar a la familia en general pero sobre todo al instinto maternal.

La historia superficial nos muestra a un robot Meca, pero en realidad es un humano, demasiado humano, un progamado mental, un MK Ultra/Monarch. Y además un bloodliner de un linaje de sangre Illuminati.

Por eso su nombre es David. Pero este nombre puede hacer también alusión a uno de los apodos utilizados por uno de los maestros de la programación en las primeras décadas tras la 2GM, el Dr. Joseph Mengele, según nos dice Cisco Wheeler (I, pp. 15, 21). Pero después veremos que la interpretación bíblica es la más acertada.



En otra imagen David vuelve a aparecer reflejado sobre Martin, junto a una imagen de Halloween en la que contamos 14 muescas con formas punzantes, fálicas, practicadas en la madera. Nos están hablando de abuso ritual satánico. Y de rituales lunares. 

La imagen reflejada del niño artificial sobre el natural confirma que el verdadero transhumanismo es el que se está implementando en la sombra mediante programas de control mental y la manipulación genética oculta y encubierta. El ser completamente artificial es una cortina de humo para encubrir en qué consiste el verdaderao proceso que estamos sufriendo ya, y que durará varias décadas. Un proceso en el que el ser humano natural irá siendo progresivamente exterminado, para sustituirlo por artificial, hasta que este proceso se consuma con la extinción de la maternidad natural. Pero solo entre los profanos, entre las abejas obreras. Seguirá habiendo abejas reinas y zánganos.

Vemos que el parecido de David y Martin es muy grande. La película juega con la ambigüedad y nos permite varias interpretaciones, creemos que intencionadamente, de manera que se comuniquen distintos mensajes a distintos niveles, en función de su nivel de conocimiento de la agenda, o iniciación.

Así, una de las interpretaciones es que estamos solo ante un hijo. Pero aún así tiene sentido que aparezca el otro, porque está siendo sometido a abuso ritual y programación mental, esto es, a disociación de la personalidad, que como sabemos remite en última instancia a una estructura gemelar.



Las palabras del padre confirman lo que decimos. Es un iniciado, se ha ganado la confianza de la logia, pero a cambio de someter a un hijo a programación, o bien, de entregarlo en sacrificio. Ambas interpretaciones son posibles, porque al fin y al cabo la iniciación es simplemente una sustitución sacrificial. Los vemos frente a unos espejos facetados que confirman que estamos en el ámbito de la programación mental. Son ellos también programados en mayor o menor grado.



Henry le dice a Mónica que si lo aceptan deben seguir un protocolo que consiste en programarlo con "una lista de 7 palabras". Y que si no lo aceptan será "destruido". La carpeta del protocolo tiene una pirámide:
"Si decides quedártelo, hay un protocolo de programación que consiste en una lista de 7 palabras específicas que deben ser dichas a David en el orden predeterminado que está impreso aquí."
Se refieren explícitamente al control mental, con términos como "programar", "códigos de programación", etc.. La película desinforma sobre estos programas, con la coartada del robot.

Pero entre líneas están hablando de verdadero control mental y, como veremos más adelante, de verdadero abuso ritual satánico. Antes hemos visto las 14 muescas y ahora vemos las 7 palabras. Son cifras que se relacionan con ciclos lunares y con rituales, particularmente de los misterios egipcios. Después veremos que David es problablemente un Niño Luna.

Además vemos 5 luces. Las 7 palabras son disparadores de control mental, con los que ha sido programado por profesionales o controladores, cuyo papel ellos deben continuar o compartir. Están creando un psicópata para que trabaje sin piedad al servicio de la agenda Illuminati, que es una enorme carnicería humana despiadada e implacable como la que hoy padecemos en todo el Globo.

Continúa en https://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/03/ai-inteligencia-artificial-2-el-abuso.html.

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).